5 de marzo de 2013 / 11:39 p.m.

Con 376 votos a favor, el pleno cameral avaló el dictamen aunque diversos artículos quedaron reservados para discutir en lo particular aspectos como el de imponer también límites a la inmunidad del Presidente de la República.

 

Ciudad de México • La Cámara de Diputados aprobó esta tarde en lo general el proyecto de reformas constitucionales para acotar el fuero de los servidores públicos y evitar su impunidad en caso de cometer algún acto delictivo.

Con 376 votos a favor, 56 en contra y 5 abstenciones, el pleno cameral avaló así el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales, aunque diversos artículos quedaron reservados para discutir en lo particular aspectos como el de imponer también límites a la inmunidad del Presidente de la República.

Las bancadas del PAN y del PRD protagonizaron un ríspido debate en tribuna sobre el fuero presidencial, mientras el PRI evitó entrar a la confrontación, pero sostuvo que mantener intacta la inmunidad del mandatario en turno “es un asunto de investidura institucional, no personal; es un asunto de protección de las instituciones mexicanas”.

Con carteles en sus curules y en sus diversas intervenciones, los legisladores perredistas demandaron al PRI actuar en congruencia con el discurso del presidente Enrique Peña Nieto respecto a que en México “no hay intocables”.

“¡¿Cómo van a explicar (los diputados del PRI) que mientras el titular del Ejecutivo Federal ha declarado que no habría intocables, resulta que ahora ustedes se empeñan en que él sea el único intocable, el único ciudadano desigual frente a la ley?!”, arengó el coordinador del PRD, Silvano Aureoles, desde la tribuna.

Llamó igualmente a los diputados del PAN a reconsiderar su voto expresado en comisiones a favor de mantener intacta la inmunidad del Presidente de la República en turno.

Acción Nacional acusó a su vez al perredismo de oponerse a la eliminación del juicio de procedencia como condición para llamar a cuentas a funcionarios y legisladores que hayan cometido algún delito, aunque dicha figura fue suprimida finalmente con los votos priistas y panistas.

Entre otros aspectos, la reforma constitucional prevé la posibilidad de que gobernadores, secretarios de Estado, ministros, magistrados, diputados y senadores sean sujetos a proceso penal sin necesidad de un desafuero, en caso de cometer un delito.

Las modificaciones y adiciones a los artículos 61, 111, 112 y 114 de la Constitución Política se establece que dichos servidores públicos no podrán ser privados de la libertad hasta que una sentencia condenatoria cause ejecutoria.

Adicionalmente, los diputados y senadores serán inviolables en sus expresiones y no podrán ser reconvenidos ni procesados por las opiniones que emitan durante el periodo que duren sus encargos.

FERNANDO DAMIÁN E ISRAEL NAVARRO