17 de julio de 2013 / 09:00 p.m.

Ciudad de México • Con 457 votos a favor, dos en contra y una abstención, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el proyecto de reformas y adiciones a siete artículos de la Constitución Política para acotar el endeudamiento de estados y municipios.

El dictamen otorga al Congreso de la Unión la facultad de expedir las bases generales para la contratación de deuda pública, así como los límites y modalidades en que los gobiernos locales podrán comprometer sus participaciones federales como garantía de pago.

Obliga a estados y municipios a licitar públicamente la contratación de adeudos, con el fin de conseguir las mejores condiciones crediticias con las instituciones bancarias.

Destaca igualmente el establecimiento de topes a la deuda de los gobiernos locales y la prohibición de contratar cualquier tipo de empréstito durante los últimos tres meses de cada administración.

Impone asimismo la obligación de inscribir y publicar la totalidad de los adeudos en un registro público único.

Las reformas y adiciones constitucionales establecen también la creación de un sistema de alertas sobre el manejo de la deuda, así como el mandato a los congresos locales para definir las sanciones aplicables a los servidores públicos que incumplan las nuevas disposiciones.

Señalan expresamente que los financiamientos contratados por estados y municipios deberán destinarse a inversiones productivas o reestructuración de deuda, y en ningún caso al gasto corriente de dichas administraciones.

FERNANDO DAMIÁN