12 de febrero de 2013 / 11:03 p.m.

Ciudad de México • El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular la nueva Ley de Amparo, y la devolvió al Senado para la eventual ratificación de los cambios.

Tras más de cuatro horas de discusión donde los legisladores desecharon más de una treintena de reservas, mientras que otros, decidieron retirarlas, se aprobó con 360 votos a favor, 70 en contra y tres abstenciones.

El presidente en turno de Mesa Directiva de San Lázaro, el panista José Morfín, regresó la minuta a la colegisladora incluyendo los cambios hechos en el artículo 72 Constitucional.

Entre otros aspectos, la nueva Ley de Amparo prevé la posibilidad de promover juicios contra actos u omisiones de autoridad e incluso de particulares, en caso de violación a los derechos consagrados no sólo en la Constitución Política, sino también en los tratados internacionales suscritos por México.

El nuevo ordenamiento amplía la protección del amparo, al establecer que cualquier ciudadano podrá interponer un recurso tan solo con acreditar un “interés legítimo” y no exclusivamente un “interés jurídico”, como lo establece la ley vigente.

Los juicios de amparo procederán en materias como los derechos sociales, ambientales y agrarios, mas no así en el caso de las controversias de carácter electoral.

El proyecto establece igualmente la figura de declaratorias de inconstitucionalidad de carácter general, en beneficio de la colectividad afectada por algún acto violatorio de los derechos constitucionales.

La nueva Ley de Amparo fue aprobada por el Senado de la República desde octubre de 2011, pero la Cámara de Diputados la mantuvo “congelada” desde entonces.

FERNANDO DAMIÁN E ISRAEL NAVARRO