AP
10 de septiembre de 2017 / 10:53 p.m.

OKIO. — Corea del Norte dijo el lunes que hará a Estados Unidos pagar un alto precio si el Consejo de Seguridad de la ONU aprueba esta semana una propuesta de Washington para castigar al país asiático con sanciones sin precedente.

El Ministerio del Exterior norcoreano afirmó en un comunicado que Pyongyang vigila muy de cerca el proceder de Washington y señaló que el país está “listo y dispuesto” a responder con sus propias medidas.

"En caso de que Estados Unidos eventualmente arme la 'resolución' ilegal y arbitraria sobre sanciones más duras, la República Popular Democrática de Corea se asegurará absolutamente que Estados Unidos pague el precio debido", dijo el portavoz de la cancillería de Corea del Norte en un comunicado difundido por la agencia de noticias oficial KCNA.

Estados Unidos solicitó la votación para el lunes hora de Nueva York sobre las nuevas sanciones que la ONU podría aplicar a Corea del Norte.

El martes pasado, Estados Unidos circuló el proyecto de una resolución en la que propone que la ONU imponga sanciones duras sin precedente a Corea del Norte.

Las sanciones propuestas prohíben las exportaciones de petróleo y gas natural al país y un congelamiento de todos los activos financieros que el gobierno y el gobernante norcoreano, Kim Jong Un, tengan en el extranjero.

Diplomáticos del Consejo de Seguridad, que no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre el asunto debido al carácter privado de las conversaciones, dijeron que Estados Unidos y China continuaban negociado el texto el domingo en la noche.

Estados Unidos y China han negociado resoluciones previas sobre sanciones en la ONU en conversaciones que han durado semanas o meses.

Sin embargo, el gobierno del presidente Donald Trump exigió que la votación se efectuara en seis días.

“Estados Unidos intenta aprovechar las medidas legítimas de autodefensa de la RPDC (República Popular Democrática de Corea) como pretexto para estrangularla y asfixiarla completamente”, dijo el ministerio.

“Como Estados Unidos revela su naturaleza de una bestia sedienta de sangre obsesionado con el sueño loco de revertir el desarrollo de la fuerza nuclear del estado de la RPDC que ha alcanzado la fase de finalización, la RPDC para nada se quedará esperando ni permitirá a Estados Unidos darse un festín con ella”, agregó.




dat