7 de enero de 2013 / 07:10 p.m.

El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, anunció que a partir de mañana comienza a delinearse la ruta de la discusión de las reformas que se analizarán en el próximo período de sesiones, al advertir al Ejecutivo y a los partidos que si no se toma en cuenta al Congreso en la negociación se corre el riesgo de que se atoren puntos.

En conferencia, el coordinador Barbosa dejó en claro que es necesario tomar en cuenta la opinión de las Cámaras de Diputados y Senadores para procesar la negociación de las iniciativas preferentes y las incluidas en el Pacto por México.

"“No le metan ingredientes de riesgo porque se pueden atascar en las cámaras"”, demandó Barbosa, quien pidió al Presidente Enrique Peña Nieto comenzar a cabildear lo que serán las iniciativas preferentes que lleguen en marzo.

Acompañado de la vicecoordinadora de asuntos políticos, Alejandra Barrales, el senador enlistó lo que serán las prioridades irrenunciables del PRD en este periodo, entre las que mencionó la reforma anticorrupción, en la que se definirá si permanecerá el fuero constitucional o no.

Las reformas a la ley secundaria en materia de educación, así como arrancar con la construcción de la reforma política del DF.

Al ser cuestionado sobre si hay condiciones para que en este periodo salgan las reformas hacendaria, de seguridad social y la energética, Barbosa dijo que no hay regateos para que haya periodos extraordinarios pero es necesario que se defina la agenda con la participación de las Cámaras en el Congreso.

Dio a conocer que mañana por la noche se reunirá con el coordinador del PRI, Emilio Gamboa y el del PAN, Ernesto Cordero, para comenzar la ruta de la discusión a partir de febrero y propondrá que, para evitar que el Ejecutivo "“se coma"" los tiempos del legislativo, el Senado apruebe antes de iniciar el periodo su propia agenda de trabajo.

 — ANGÉLICA MERCADO