REUTERS
4 de enero de 2016 / 05:52 p.m.

Arabia.- La ruptura de las relaciones de Arabia Saudita con Irán implica también la suspensión del tráfico aéreo entre dos las naciones, el fin del intercambio comercial y una prohibición a sus ciudadanos de viajar al país islámico, dijo el ministro de Relaciones Exteriores saudí, Adel al-Jubeir.

Los peregrinos iraníes seguirán siendo recibidos en Arabia Saudita para acudir a La Meca y a Medina, dijo Jubeir en una entrevista, y añadió que Irán debería comportarse como "un país normal" y no como un Estado en "revolución", respetando las normas internacionales a fin de que los lazos sean restaurados.