multimedios digital | notimex
2 de enero de 2016 / 06:50 p.m.

Arabia Saudita.- Arabia Saudita ejecutó este sábado a 47 personas, entre ellas el destacado clérigo chiítima Nimr Bager Al Nimr, en una muestra de que no se tolerarán los ataques yihadistas suníes.

La mayoría de los reos muertos en la mayor ejecución masiva realizada en el reino eran suníes, condenados por ataques de al Qaeda en Arabia Saudita hace diez años. Cuatro, incluyendo a Nimr, eran chiíes acusados de disparar contra policías.

Las ejecuciones tuvieron lugar en 12 ciudades de Arabia Saudita, donde cuatro prisiones recurrieron a pelotones de fusilamiento mientras que el resto optó por decapitaciones.

PROTESTAN EN LA EMBAJADA POR ASESINATO DEl CLÉRIGO CHIÍ

La agencia noticiosa semioficial iraní ISNA indicó el sábado por la noche que manifestantes molestos por la ejecución del clérigo chií en Arabia Saudí ingresaron a la embajada de ese país en Teherán, donde encendieron fuegos y arrojaron papeles desde el techo.

En el reporte se afirma que el principal funcionario policial del país, el general Hosein Sajedinia, se apresuró a llegar al lugar y la policía trabajaba para dispersar a la multitud.

Los inconformes protestaban por la ejecución que ordenó el gobierno saudí ese mismo día del jeque Nimr al-Nimr, un destacado clérigo chií y activista, junto con otros prisioneros que habían sido declarados culpables.

Al-Nimr era uno de los líderes de la minoría chií en Arabia Saudí y fue declarado culpable por su papel en múltiples protestas que se tornaron violentas. Siempre fue un duro crítico de la familia gobernante Al Saud, pero afirmaba que nunca promovió actos de violencia.

Califica Arabia Saudita como “justa” ejecución de clérigo chiíta

El gran Mufti de Arabia Saudita, la máxima autoridad religiosa del reino, aseguró hoy que las 47 ejecuciones, entre ellas la del clérigo chiíta, Nimr Baqer al Nimr, se cumplieron de acuerdo con la justicia y para preservar la seguridad del país.

“Estos individuos habían cometido grandes crímenes, que incluyen asesinatos, fabricación de bombas o instigación de ambos para desestabilizar y extender el pánico entre la sociedad”, precisó el jeque Abdulaziz al Asheikh, citado por la agencia saudita de prensa SPA.

Insistió en que las sentencias contra esos criminales han sido limpias, destinadas a impedir la injusticia y a alcanzar la seguridad en el país”, según Al Asheikh.