29 de enero de 2015 / 02:17 a.m.

Tras una supuesta falta no señalada, el turco Arda Turan explotó y se despojó de uno de sus botines de juego para intentar agredir al juez de linea en forma de protesta.

El hecho ocurrió en el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey entre Atlético de Madrid y Barcelona.

Su intención fue inútil, pues el zapato voló por encima del abanderado. Turan se salvó de ser expulsado, ya que sólo recibió cartón amarillo.

El duelo terminó 3-2 (global 4-2) a favor del conjunto 'blaugrana'.

REDACCIÓN