23 de noviembre de 2013 / 12:33 a.m.

Buenos Aires.- El Gobierno argentino envió hoy a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para aumentar los impuestos para bienes de lujo, como automóviles de alta gama, embarcaciones y aviones, para "desincentivar" su adquisición, informaron fuentes oficiales. La iniciativa lleva las firmas de la presidenta argentina, Cristina Fernández; el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y los ministros de Economía, Axel Kiciloff, y de Industria, Débora Giorgi. Aunque esos bienes de lujo ya pagan impuestos internos en Argentina, el proyecto enviado a la Cámara baja pretende aumentar la cuota, cuando la operación comprenda la compra de esos productos importados cuyos precios superen los 170 mil pesos (unos 28 mil dólares). En una rueda de prensa celebrada hoy en la Casa de Gobierno, Capitanich anunció que se enviaría a la Cámara de Diputados el proyecto de ley y señaló que "los que quieran comprar bienes de lujo" deberán saber que "pagarán más". Además, anticipó que habrá nuevos acuerdos de precios antes de las fiestas navideñas, continuando la política que aplicó a lo largo del año el saliente secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para intentar frenar la inflación, que supera el 25 por ciento según consultoras privadas, 15 puntos por encima que las cifras oficiales. Capitanich anunció también que el próximo miércoles irá al Senado para "dar un debate público" e iniciar un vínculo con el Congreso que contará con al menos una comparecencia mensual. Los llamados al diálogo y las convocatorias a la prensa del nuevo jefe de Gabinete marcan una fuerte distancia con su predecesor, Juan Manuel Abal Medina. El renovado Gobierno con el que la presidenta Fernández encarará la recta final de su último mandato incluye también a Axel Kicillof como nuevo ministro de Economía y Carlos Casamiquela como titular de la cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca.

EFE