AP
31 de agosto de 2015 / 07:30 a.m.

Hungría.- La decisión de Austria de comenzar a inspeccionar camiones en su frontera con Hungría tras la muerte de 71 migrantes en el interior de un camión de comida generó un gran atasco de 25 kilómetros (15 millas y media) en la principal autopista entre Budapest y Viena.

La empresa húngara de tránsito Utinform informó del atasco en el paso fronterizo de Hegyeshalom y dijo que en otros puntos de la frontera entre los dos países el tráfico era más lento de lo habitual.

Austria y Hungría forman parte del espacio Schengen de la Unión Europea, que agrupa a una serie de países entre los que se puede viajar sin necesidad de pasaporte. En circunstancias normales, los vehículos no suelen ser inspeccionados en la frontera.

La policía austriaca dijo que posiblemente los 71 migrantes murieron por asfixia en un camión con matrícula húngara que quedó abandonado la semana pasada en territorio de Austria al borde de la autopista entre Budapest y Viena. Cinco presuntos traficantes de personas fueron detenidos en relación con el caso y Hungría está reforzando sus arrestos de contrabandistas.