6 de agosto de 2013 / 08:42 p.m.

Ciudad de México • La Asamblea Nacional del PAN no está blindada como las del PRI, porque a diferencia de ese partido, en el blanquiazul hay democracia, no autoritarismo, aseguró la secretaria general del PAN, Cecilia Romero.

Afirmó que no pueden garantizar el quórum de los delegados ni las votaciones, "porque somos un partido democrático y solo se blindan las cuestiones autoritarias como en la Asamblea del PRI donde la gente llegó aplaudió y se fue, ahí no se discutió ni pasó nada".

Sin embargo, advirtió que si la Asamblea Nacional no concluye el sábado con su reforma estatutaria, su próximo dirigente no será electo por la militancia.

"Si no terminamos la discusión de este proyecto de estatutos, si no concluimos y hay una declaración de validez de todo el proyecto, no hay elección universal del presidente del partido, no hay nuevo método de elección de consejeros y no hay renovación de órganos estatales, no hay nada, nos quedamos con el estatuto vigente y se acabó".

En entrevista con Milenio llamó a los 14 mil delegados numerarios registrados para participar en la Asamblea Nacional de este sábado a acudir y votar la reforma estatutaria para que el PAN "deje de estar viendo hacia adentro" y se concentre en su fortalecimiento.

Afirmó que lo peor que podría suceder es que su partido "no cruce el río" y se queden sin efecto las reformas pendientes.

Cuestionada respecto a l trabajo político que ha hecho la dirección nacional para evitar que se pierda nuevamente el quórum como ocurrió el 16 de marzo cuando no concluyó la reforma estatutaria, la secretaria general de Acción Nacional sostuvo

Sin embargo, "no podemos garantizar ni que haya quórum, ni que se apruebe el proyecto de armonización, ni que se apruebe el resto de los estatutos", pero ello dependerá de la responsabilidad de los delegados, particularmente de quienes en marzo impulsaron abrir la elección universal, que deberán hacer viable su planteamiento.

Para la Asamblea que se reanuda este sábado en la Arena ciudad de México, el PAN creó su propio "agregado" a la reforma estatutaria que inició en marzo pasado con la modificación de las reglas internas para elegir a su dirigente nacional a través del voto de la militancia. El proyecto propone la creación de una Comisión Permanente, órgano que buscará ser un contrapeso para evitar la concentración de facultades.

"Este proyecto de armonización se presenta como un adden­dum por parte del Comité Ejecutivo Nacional al proyecto de nuevo estatuto, con independencia de las reservas pendien­tes de discusión en el seno de la Asamblea Nacional", se señala en la exposición de motivos sobre la armonización de los estatutos de blanquiazul.

LILIANA PADILLA