AP
27 de octubre de 2015 / 12:14 p.m.

Pakistán.- Autoridades informan que la cifra de muertos por el sismo de 7.5 grados, ocurrido el lunes en Pakistán, Afganistán subió a 376 personas.

Según responsables afganos y paquistaníes, 258 personas fallecieron en Pakistán y 115 en Afganistán. El terremoto tuvo su epicentro a mucha profundidad en las montañas Hindu Kush, en la provincia afgana de Badajshan, escasamente poblada y que limita con Pakistán, Tayikistán y China. Tres personas fallecieron en el lado indio de la disputada región de Cachemira.

Las autoridades afganas luchan por llegar a las zonas más afectadas cerca del epicentro, registrado 73 kilómetros al sur de Faybazad, la capital de la provincia de Badajshan. Equipos a pie fueron enviados a las regiones más remotas para calcular el daño y bajas, pero se espera que los suministros aéreos comiencen hasta dentro de algunos días.

En Pakistán, el Valle Swat y las áreas próximas a las localidades de Dir, Malakand y Shangla, en las montañas de la provincia de Jyber Pajtunjwa estuvieron entre las afectadas por el sismo. Las autoridades informaron que 202 personas murieron en Jyber Pajtunjwa.

Durante el sismo más de 2 mil personas sufrieron heridas y también se reportaron más de 4 mil viviendas destruidas en Pakistán

En Afganistán, Qameruddin Sediqi, consejero del Ministerio de Salud Pública, confirmó 558 heridos basándose en las cifras reportadas por hospitales alrededor del país. En Afganistán se destruyeron 7 mil 600 casas.

El gobernador de Badajshan, Shah Waliulá Adib, informó que más de mil 500 casas fueron destruidas por completo o parcialmente.

Sólo en su provincia, la cifra de víctimas de 11 muertos y 25 heridos "habrá subido al final del día, una vez los equipos lleguen a las zonas y aldeas remotas", dijo Adib.

Hacen falta helicópteros para llegar a las aldeas más remotas, muchas de las cuales son inaccesibles por carretera en el mejor de los casos, explicó el gobernador. Los desprendimientos y deslaves han bloqueado las pocas carreteras de la zona. Las autoridades tenían preparados alimentos y otros productos básicos, señaló, pero "llegar allí no es fácil".

En Pakistán, las autoridades trabajan para determinar la extensión de los daños y el número de víctimas, dijo Ahmad Kamal, portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres. También la región tribal de Bayur, en la frontera con Afganistán, se vio golpeada por el sismo, con docenas de viviendas dañadas en otras zonas tribales.

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, visitó el martes la localidad de Shangla, en la provincia noroccidental de Jyber Pajtunjwa, donde al menos 49 personas murieron 80 sufrieron heridas por el movimiento telúrico.