25 de septiembre de 2013 / 12:30 p.m.

Guerrero y México  • El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que no permitirá que la ayuda para la reconstrucción a consecuencia de las catástrofes naturales tenga sesgos o inclinacionespolíticas.

En su quinta visita por Guerrero, el mandatario federal prometió que se darán apoyos para que la población reinicie sus actividades, pero no contendrán ninguna connotación política.

El mandatario recorrió a pie a una de las comunidades que quedaron incomunicadas por algunos días debido a la caída de puentes que conectaban con otras zonas.

En la comunidad de El Arenal, municipio de Benito Juárez, en la zona de la Costa Grande, el Presidente insistió en la necesidad de que la gente participe en el censo que realizan las secretarías de Desarrollo Social y de Comunicaciones y Transportes para que la ayude llegue a cada una de las casas.

“No habrá ningún intermediario, porque lo que tenemos que hacer es ir reconstruyendo, todos, con ayuda y cooperación de toda la sociedad, no para beneficio de algunos”, dijo.

Acompañado del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, se comprometieron a que los apoyos se entregarán en las viviendas de quienes sufrieron daños.

Más tarde, Peña Nieto llegó a Coyuca de Benítez, caminó por donde colapsó el puente, saludó a los lugareños y prometió que en menos de 10 días tendrán un cruce provisional, y en ocho meses uno nuevo.

Brigadas

El operativo federal de salud continúa operando en los lugares afectados de Durango, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas con 159 brigadas (17 federales y 142 estatales), comandadas por el director general adjunto del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, Jesús Felipe González Roldán.

En tanto, que el Sistema Federal Sanitario, coordinado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios ha desplegado 81 brigadas (nueve federales y 72 estatales). En las entidades más afectadas hay 7 mil 319 unidades médicas de todo el sector salud.

Ayuda

En nueve días, tanto en los centros de acopio de la Cruz Roja Mexicana como en el megacentro instalado en la Plaza de la Constitución se han logrado recopilar 2 mil toneladas de ayuda para los damnificados por Ingrid y Manuel.

En la sede nacional de la Cruz Roja y en sus delegaciones, hay mil 400 toneladas de víveres y en el Zócalo otras 600.

Finalmente, las delegaciones Gustavo A. Madero y Coyoacán, así como transportistas de 25 rutas pertenecientes a Movilidad de Vanguardia, entregaron 62 toneladas de víveres. 

— MIRIAM CASTILLO, BLANCA VALADEZ, RODOLFO MONTES E ILICH VALDEZ