1 de agosto de 2013 / 07:06 p.m.

Ciudad de México • La titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles, dijo que ya se definen las líneas que permitirán establecer para el presupuesto 2014, los cambios que romperán con las inercias de muchos años y construir un México incluyente.

Tras señalar que después de 20 años el país sigue siendo una nación de pobres, en el que la pobreza no ha cambiado estructuralmente, sentenció que "¡no podemos seguir como estamos!".

"No estamos analizando particularmente un sexenio, estamos analizando el modelo económico y social que ha seguido este país en las últimas décadas y necesitamos hacer un alto en el camino para mejorar", afirmó.

Al participar en el seminario Retos y perspectivas frente a la medición multidimensional de la pobreza 2012, aseguró que el problema que enfrenta México no es solamente de pobreza, sino de la profunda desigualdad que existe.

Alertó que no podrá haber un país en paz si no es incluyente. "No podremos hablar de un México próspero si casi la mitad de los habitantes están en condiciones de pobreza y si la diferencia entre el decil más bajo y más alto es de 20 veces".

Dejó claro que "no podemos seguir como estamos", ya que tras 20 años, México sigue siendo un país de pobres, en el que esta condición no ha cambiado estructuralmente.El país debe dar los pasos que permitan realmente tener un mejor crecimiento y una distribución del ingreso; "todos tenemos que poner de nuestra parte para hacer este esfuerzo y construir esta perspectiva de Estado", sostuvo.

Robles Berlanga agregó que "todos tenemos que asumir nuestra responsabilidad y, al mismo tiempo, como lo hemos señalado, estamos en el rediseño de las estrategias sociales para poder tener una mayor eficacia en el uso de los recursos que se están destinando al desarrollo social".

Sobre la pobreza extrema, se refirió a la importancia de hacer un esfuerzo por mejorar esa condición y disminuirla significativamente. Por eso, la Cruzada Nacional Contra el Hambre está enfocada a las personas en esa condición y que tienen carencia alimentaria; la población objetivo son siete millones de habitantes.

Estoy, indicó, en este proceso de coordinación, de alineación de los programas, de concurrencia con los tres niveles de gobierno, de trabajo en el territorio.

Destacó que de los muchos datos con que se cuenta, el hecho contundente es que las transferencias monetarias condicionadas han sido insuficientes y no han significado un salto cualitativo en términos de combate a la pobreza, a pesar de los ingresos multimillonarios que se han dedicado a ello.

Por eso, "pensamos que además de que el país tiene que crecer cinco por ciento, como lo señaló el secretario de Hacienda, desde la política social se plantean varios cambios".

Uno de ellos es mantener la transferencia monetaria condicionada, pero incorporándole un nuevo diseño que tenga que ver con la salida productiva.

También el vínculo de programas como Oportunidades con aspectos productivos, ya sea en materia agropecuaria, en el medio rural, ya sea a partir de la relación de los jóvenes a los que se está capacitando con el mercado laboral.

Explicó que analizan qué acciones y programas se deben fortalecer y reiteró que el presidente Enrique Peña Nieto anunciará en septiembre próximo una propuesta de seguro social universal asociado a la reforma hacendaria, lo que será un cambio radical en cuanto a esta materia.

El seminario Retos y perspectivas frente a la medición multidimensional de la pobreza 2012 fue organizado por el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo, en la Antigua Escuela de Jurisprudencia de la UNAM.

NOTIMEX