25 de junio de 2013 / 08:05 p.m.

El titular de la Secretaría de Salud del gobierno de Guerrero, Lázaro Mazón Alonso sostuvo que hasta el momento no hay hospitales ni unidades médicas cerradas por la inseguridad, aunque reconoció que muchos trabajadores han solicitado sus cambios de adscripción pretextando la inseguridad.

En las instalaciones del Congreso local, Mazón Alonso acudió a comparecer ante la Comisión de Salud del Poder Legislativo de Guerrero.

Al término señaló que hay colonias del puerto de Acapulco en donde los médicos y enfermeras no quieren acudir a prestar sus servicios, aunque no tienen una prohibición expresa para que ya no vayan.

""No es que nos pongan barricadas, pero por ejemplo, en Acapulco por el área de Pie de la Cuesta existen como dos colonias en donde el personal ya no quiere ir por falta de garantías"", anotó.

Aseguró que en las siete regiones no hay hospitales cerrado por la inseguridad, el único caso se dio en Teloloapan el 19 de mayo pero solo fue por unas horas.

Lo que sí reconoció, es que existen médicos y enfermeras que han solicitado su cambio de adscripción pretextando el tema de la inseguridad.

""Muchos de la Montaña o la Sierra se comunican conmigo para decirme que se quieren ir para Acapulco, yo les quiero decir que en Acapulco hay más violencia que en los lugares donde actualmente se encuentran"", indicó.

En la Tierra Caliente hubo un momento en que los hospitales se quedaron sin especialistas y se trabajó solo con médicos generales, pero ahora ya regresaron y las instalaciones están completas”, indicó.

Negó que haya trabajadores de la dependencia secuestrados y sostuvo que por el momento no tiene reportes de amenazas, aunque no descartó la posibilidad de que existan casos no denunciados por temor.

— ROGELIO AGUSTÍN