AP
29 de abril de 2014 / 12:11 p.m.

Venezuela.  — El dirigente oficialista Eliézer Otaiza fue asesinado de varios disparos en el estado central de Miranda, informó el lunes el ministro de Relaciones Interiores.

Otaiza, que desde diciembre pasado era presidente de Concejo Municipal de Caracas, fue encontrado con cuatro impactos de bala por la policía del municipio capitalino El Hatillo en una zona boscosa del sector de Turgua, estado Miranda, en las afueras de Caracas, indicó el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres.

El cuerpo del dirigente oficialista fue encontrado el sábado pasado sin ningún documento, lo que demoró su identificación.

"Tenemos informaciones de que la última vez que fue visto con vida fue el viernes en Turgua, en el estado Miranda... en una reunión de unos amigos. Después de eso no se supo más de él", dijo Rodríguez Torres a la red estatal Venezolana de Televisión.

El ministro agregó que la policía del municipio capitalino de Baruta halló el lunes un vehículo con un impacto de bala que resultó ser de Otaiza.

Al resaltar la "lealtad" y "compromiso" de Otaiza con el movimiento oficialista, Rodríguez Torres dijo que las autoridades tienen el compromiso de "esclarecer estos hechos e ir al fondo de la investigación".

La fiscal general Luisa Ortega Díaz dijo en un mensaje en Twitter que se designó un fiscal para investigar la muerte del dirigente oficialista.

El presidente Nicolás Maduro dijo el lunes por la noche que ordenó una investigación "completa, a fondo, de la extraña circunstancia en que apareció asesinado" Otaiza, quien fue ascendido recientemente por el mandatario al grado de mayor del Ejército.

Otaiza fue uno de los oficiales que participó en el fallido golpe del 27 de noviembre de 1992, nueve meses después de la intentona que encabezó el fallecido ex presidente Hugo Chávez, cuando era teniente coronel del Ejército.

Durante el gobierno de Chávez, Otaiza llegó a liderar la entonces Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención, ahora el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y la presidencia del estatal Instituto Nacional de Tierras.