6 de diciembre de 2014 / 06:29 p.m.

Washington.- El presidente Barack Obama condenó hoy el asesinato del fotoperiodista estadunidense Luker Somers a manos de militantes de Al Qaeda durante un operativo militar en Yemen autorizado por el mandatario para lograr su rescate.

"Estados Unidos condena de manera enérgica el brutal asesinato de Luke Somers a manos de terroristas de Al Qaeda durante la operación de rescate conducida por fuerzas estadunidenses junto con el gobierno Yemení", indicó el mandatario en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

La muerte de Somers, de 33 años de edad, se produjo días después de que la administración Obama confirmó haber realizado otro operativo conjunto en septiembre con el mismo propósito donde fueron liberados varios rehenes pero no Somers.

El hombre, nacido en Gran Bretaña, era mantenido como rehén por el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA por sus siglas en inglés), tras su secuestro en 2013 en la capital Yemení de Sanaa, donde trabaja para un periódico local.

Después de ese fallido operativo, el grupo amenazó con asesinar a Somers a menos que Estados Unidos cumpliera varias demandas y advirtió a la administración Obama que se abstuviera de intentar otro rescate.

Obama dijo haber autorizado el operativo en la provincia de Shabwa después que su gobierno recibió información de que la vida de Somers estaba en peligro.

Dijo que esta semana, el grupo anunció a través de un video que Somers sería asesinado en 72 horas, en tanto que otros reportes apuntaban a que la vida del estadunidense naturalizado estaba en peligro inminente.

"Basado en estas evaluaciones y tan pronto como tuvimos información de inteligencia fiable y un plan operativo, yo autoricé al intento de rescate ayer, y también autoricé el rescate de cualquier otro rehén retenido en el mismo lugar que Luke", dijo el mandatario.

El Departamento de Defensa dio a conocer por separado que durante el operativo otro rehén también resultó muerto a manos de los militantes que los retenían, siendo este identificado como el sudafricano Pierre Korki.

FOTO Y TEXTO: NOTIMEX