14 de marzo de 2012 / 07:15 p.m.

Frente a un jardín de niños, un taxista fue ejecutado de dos balazos por delincuentes que lo interceptaron a bordo de una camioneta.

Las detonaciones de arma de fuego causaron terror entre la población docente y los menores que se encontraban en la escuela "Ana María Jarvis".

Esto provocó que amas de casa llegaran asustadas hasta lasinstalaciones educativas y retiraran a sus hijos. Las mujeres caminaron aprisa por esas calles, mientras que detrás de ellas llegaban patrullas con sirenas abiertas.

El crimen fue cometido cerca de las 10:00 horas en el cruce de las calles Julio Camelo y Emilio Romero, en la colonia Valle de Santa Lucía.

A la llegada de los elementos de Fuerza Civil y de la Policía Ministerial del Estado, el cuerpo fue ubicado sobre la calle de Emilio Romero junto a la barda de la escuela.

De acuerdo a las investigaciones, se estableció que el hombre viajaba a bordo de un automóvil de alquiler, el cual estacionó en la acera del lado poniente de la calle.

Por versión de los vecinos, el auto fue interceptado por una camioneta Ram en color blanco con doble cabina, de la cual bajaron varios sujetos.

Se reveló que presuntamente el hoy occiso conocía a sus agresores, ya que al acercarse a ellos los saludó; pero segundos después se escucharon las detonaciones.

Éste quedó sin vida boca abajo; vestía un pantalón de mezclilla en color azul, playera del mismo color y usaba zapato deportivo.

Los impactos que recibió en la cabeza provocaron que la sangre manchara la barda de concreto y cerca del cuerpo quedó una gorra beisbolera.

 

 REDACCIÓN