REUTERS
2 de febrero de 2016 / 08:59 a.m.

Ginebra. - El virus de Zika vinculado a un brote de microcefalia en América Latina podría extenderse a Asia y África, que registran "las tasas de natalidad más altas del mundo", advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) al lanzar una unidad de respuesta global contra la nueva emergencia.

La OMS declaró el lunes una emergencia sanitaria mundial debido a la relación que ha tenido el virus de Zika con miles de casos de defectos de nacimiento en Brasil.

"Hemos establecido una unidad de respuesta global que reúne a toda la gente de la OMS, en la oficina central, en las regiones, para lidiar con una respuesta formal usando todas las lecciones que hemos aprendido de la crisis del ébola", dijo Anthony Costello, director del Departamento de Salud de la Madre, el Recién Nacido, el Niño y el Adolescente de la OMS.

"La razón por la que es una preocupación global es que tememos que esto también pueda extenderse a otras áreas del mundo donde la población podría no ser inmune", dijo Costello el martes en una conferencia de prensa en Ginebra.

El funcionario del organismo de la ONU dijo además que "sabemos que los mosquitos que transportan el virus de zika -si la asociación es confirmada- están presentes (...) a lo largo de África, partes del sur de Europa y muchas partes de Asia, particularmente el sudeste asiático".

Costello agregó que la OMS estaba elaborando "buenas directrices" para las mujeres embarazadas y reuniendo a expertos para trabajar en una definición de microcefalia que incluya una medición estandarizada de las cabezas de los bebés.

"El compromiso masivo de la comunidad" en áreas donde está el mosquito que transporta el virus de Zika y el rápido desarrollo de herramientas de diagnóstico son esenciales, ya que la creación de una vacuna puede tardar años, dijo el experto.