14 de abril de 2013 / 01:58 p.m.

Guerrero • La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) tomó la protesta de 106 nuevos guardias ciudadanos que operarán en cuatro comunidades de Tixtla.

Las actividades comenzaron con una marcha en la entrada de Acatempa, el recorrido fue acompañado por la banda de guerra de la Normal Rural de Ayotzinapa y un contingente del Movimiento Popular de Guerrero (MPG), que surgió al calor de la lucha del magisterio disidente contra la reforma educativa federal.

Gonzalo Molina, dirigente local, hizo el planteamiento de que en cada población donde habite un miembro del magisterio disidente se busque la integración de un grupo de la Policía Ciudadana.

Contra la amenaza del gobernador Ángel Aguirre Rivero, así como del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, los promotores de la CRAC anticiparon que buscarán extenderse hacia estados como Oaxaca, Michoacán y el propio Distrito Federal (DF).

Eliseo Villar Castillo, coordinador general de la CRAC, dio a conocer que el sistema de Seguridad y Justicia alternativo que representa dicha organización ha recibido en los últimos meses al menos cien solicitudes de adhesión promovidas por ciudadanos de diferentes municipios.

En todos los casos, el argumento de los pobladores es el hartazgo ante la impunidad con la que actúan grupos de delincuentes, que venden enervantes, asesinan, secuestran y extorsionan a las familias .

Los grupos de la Policía Comunitaria operaban desde hace un par de meses en las poblaciones de Acatempa, el Troncón, Tecolcintla y Zacatzonapan, pero este sábado hicieron oficial su incorporación al sistema de seguridad y justicia alternativa que auspicia la CRAC.

Los acompañaron representantes de las policías ciudadanas de Huamuxtitlán, Olinalá, Temalacatzingo y Cualac, que a finales de 2012 impulsaron grupos de autodefensa para expulsar de sus zonas de influencia a células de diferentes grupos del crimen organizado.

MARIANA OTERO-BRIZ Y ROGELIO AGUSTÍN, CORRESPONSAL