ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN
15 de junio de 2013 / 09:49 p.m.

Guerrero • El próximo miércoles 18 de junio comparecerán ante la Comisión de Gobierno del Congreso local tres aspirantes a ocupar la titularidad de la Procuraduría General del Estado (PGJE), el encuentro se desarrollará en privado y sin acceso a los medios de comunicación.

Durante la instalación del tercer periodo de sesiones del primer año de ejercicio constitucional de la 60 Legislatura local, la presidencia de la Mesa Directiva dio lectura al oficio suscrito por el secretario general de Gobierno, Florentino Cruz Ramírez, con el que se remite la terna de conocedores del derecho que se proponen para encabezar a la PGJE.

Aunque se dijo que la propuesta estaba redactada en orden alfabético, en el documento aparece primero el nombre de Iñaki Blanco Cabrera, actual encargado de la fiscalía guerrerense, le sigue Alberto Aguirre Cabrera y la relación termina con Alfonso Calderón Vázquez.

Antonio Gaspar Beltrán, presidente de la Mesa Directiva turnó el documento a la Comisión de Gobierno que encabeza el perredista Bernardo Ortega Jiménez, instancia que dará el trámite correspondiente al caso.

El presidente de la Comisión de Gobierno anticipó que a más tardar el miércoles de la próxima semana se citará a comparecer a los tres abogados integrados en la propuesta, para definir quien tiene el mejor proyecto a desarrollar en la PGJE.

Aunque Iñaki Blanco actualmente es encargado de despacho en la PGJE, Ortega Jiménez sostiene que de ninguna manera está en ventaja frente a los otros dos aspirantes, pues Alberto Aguirre actualmente se desempeña como juez del Poder Judicial local, en tanto que Alfonso Calderón se ha desempeñado como agente del Ministerio Público y director de Gobernación.

Anticipó que habrá una valoración a detalle de los curriculums presentados ante el Congreso local, pero consideró importante precisar que no tiene candidato: "Que quede claro, yo no tengo gallo para este cargo".

Anticipó también que lo más probable es que las reuniones con los diputados locales sean cerradas, por lo delicado que en estos momentos resulta hablar de procuración de justicia en el estado y el país.