13 de septiembre de 2013 / 01:19 p.m.

San Luis Potosí • El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que su gobierno asume los costos que implica la reforma hacendaria, “porque cuando se trata de imponer impuestos o de eliminar exenciones o tratamientos preferenciales de nuestra legislación fiscal, evidentemente esto de ninguna manera resulta popular”.

“Por eso se llaman impuestos, porque están hechos para haya una contribución y que el Estado tenga una mayor capacidad de generar beneficios para sus habitantes”, dijo.

Durante la inauguración de obras de infraestructura en San Luis Potosí en su colindancia con Tamaulipas, Peña Nieto centró su discurso en defender las reformas estructurales que hasta ahora ha planteado el gobierno de la República.

Dijo que aunque de inicio no resulten medidas que agraden a toda la población, a futuro permitirán tener condiciones que impulsen el crecimiento económico de manera constante y con generación de empleos.

El mandatario continuó la defensa de la reforma hacendaria, al asegurar que dichas modificaciones podrán generar mayores recursos en infraestructura que hasta ahora llegan a 90 mil millones de pesos para este año.

El mandatario defendió en el mismo discurso la reforma energética, al asegurar que se ha replanteado el modelo de explotación de energía para tener mayores recursos e independencia energética.

A lo largo del discurso, mientras exponía las características de las iniciativas que ha interpuesto ante el Congreso, una mujer entre el público le pidió a gritos que hablara del asunto de la inseguridad.

El discurso se daba en la zona de la huasteca, en una parte del estado colindante con Tamaulipas.

Ante la petición, el mandatario aseguró que con la garantía de recursos se podrá abatir la pobreza y ésta dijo es una de las mejores formas para atacar la inseguridad.

“Yo le quiero decir aquí, frente a dos gobernadores: en materia de seguridad, como en otros temas y en otras asignaturas, sin duda, está habiendo una estrecha coordinación. Estamos trabajando no por separado, sino juntos, unidos precisamente para hacerle frente a los distintos retos y desafíos que hay en las entidades. El combate a la pobreza y la mejor palanca para combatir la pobreza”, expresó.

 — MIRIAM CASTILLO