12 de junio de 2014 / 02:19 p.m.

Sao Paulo.- Alrededor de 150 hombres de la Tropa de Choque de la Policía Militarizada del estado de Sao Paulo dispersaron a un grupo de 50 manifestantes que intentaban marcar por la avenida Radial Este, la principal vía de acceso al Arena Corinthians, el estadio de Sao Paulo en dónde se disputará el partido inaugural del Mundial

La policía lanzó gases lacrimógenos, balas de goma y bombas de estruendo para dispersar la protesta de un grupo de manifestantes en contra del Mundial, que se inaugura hoy en esa ciudad.

Los manifestantes dijeron que su objetivo era acercarse lo más posible al estadio Arena Corinthians, pero la policía los alejó antes de que la marcha arrancara.

La policía detuvo a uno de los manifestantes que intentó frenar la marcha de los policías que, en fila, avanzaban con escudos hacia el local de la protesta.

Los manifestantes, convocados a las 10:00 horas en las redes sociales por movimientos que critican los elevados gastos del gobierno brasileño en el Mundial, se concentraron inicialmente frente a la estación Carrao del metro, en la zona este de Sao Paulo, y pretendían marchar por la Radial Este.

Como los participantes en la protesta se negaron a obedecer las instrucciones de la policía para que no intentaran bloquear la importante vía, el comandante de la Tropa de Choque ordenó que los manifestantes fuesen dispersados.

Algunos de las personas que se dispersaron se dirigieron hacia la estación de Tatuape del metro, a pocas calles y en donde un grupo de empleados del metro de Sao Paulo está concentrado en una manifestación contra el despido de 42 trabajadores de la compañía.

FOTO: Reuters

AGENCIAS