AP
8 de abril de 2018 / 01:32 p.m.

MÜNSTER.- Un alemán de 48 años que arremetió contra una muchedumbre con una furgoneta en la ciudad occidental de Münster, Alemania, tenía un historial de problemas con la ley, dijeron fiscales el domingo.

Las autoridades piensan que el hombre actuó por su cuenta.

El hombre, cuyo nombre no fue revelado, mató a cuatro personas e hirió a otras 20 el sábado por la tarde en las afueras de un bar en la parte vieja de la ciudad, antes de suicidarse de un disparo estando dentro de la camioneta.

El individuo vivía en Münster y al parecer era acaudalado. El jefe de la policía local, Hajo Kuhlisch, dijo que en los cuatro apartamentos del hombre _dos en Münster y dos en Sajonia_ revisaron exhaustivamente varios autos, pero que la policía seguía buscando evidencia y era demasiado pronto para conjeturar sobre el motivo del ataque.

“No tenemos indicio alguno de que haya un antecedente político ni de que otros estuvieran involucrados” en el ataque del sábado, les dijo a los reporteros la fiscal Elke Adomeit. “Pero él era bien conocido por la policía”.

Dijo que el hombre tuvo tres procesos policiales previos en Münster y uno en el vecino Arnsberg en el 2015 y el 2016. Sus encuentros con la ley incluían amenazas, daños a la propiedad, fraude y atropello y abandono de la escena, pero Adomeit dijo que todos los argos fueron desestimados.

La prensa local identificó al perpetrador como diseñador industrial que había sufrido de problemas psicológicos, pero la policía no confirmó esos detalles.

Los tres cuerpos fueron retirados del lugar del incidente frente a la reconocida taberna Kiepenkerl a primeras horas del domingo. La camioneta fue retira horas después, luego de que expertos en explosivos la inspeccionaron minuciosamente.

“La vagoneta ya no está en la escena del crimen, todo tipo de objetos también fueron retirados, basura, desde luego, así como evidencia que hemos encontrado en el suelo”, dijo la portavoz de la policía Susanne Dirkorte, a The Associated Press.

Dentro del vehículo la policía encontró petardos ilegales que pretendían pasar por una bomba falsa, así como una pistola falsa y el arma que el perpetrador utilizó para suicidarse.

Uno de los apartamentos del hombre se ubica cerca de la escena del crimen y ahí fueron hallados más petardos y “una ametralladora AK-47 no utilizable”, dijeron las autoridades.

La policía indicó que algunas de las 20 personas lesionadas aún corren riesgo de morir, pero no dio a conocer más detalles sobre sus identidades.

El diario local Muenstersche Zeitung reportó que el perpetrador anunció sutilmente sus planes de suicidio en un email que envió a sus amigos hace una semana.



ilp