NOTIMEX Y AP
16 de julio de 2016 / 05:54 p.m.

París.- El ciudadano tunecino Mohamed Lahouaiej, autor de los atentados del jueves en la ciudad francesa de Niza, que dejó al menos 84 muertos y 202 heridos, sufría “graves trastornos mentales” desde hacía años, afirmaron hoy familiares y un psiquiatra.

“Pasó por periodos difíciles. Lo llevé a un psiquiatra, tomó sus tratamientos. El psiquiatra nos dijo que sufría una enfermedad verdaderamente muy grave”, dijo a la radiodifusora privada francesa RTL el padre del autor del atentado.

Atacante de Niza sufría trastornos mentales
Vecinos del barrio de Niza en el que vivía Lahouaiej, explicaron que era muy “reservado”. | REUTERS

La hermana de Lahouaiej explicó que entregó a la policía los documentos con los diagnósticos de la enfermedad y de los tratamientos que tomó su hermano, quien manifestó su padecimiento desde antes de llegar a Francia en 2005.

El psiquiatra Chemceddine Hamouda, quien trató a Lahouaiej, explicó a los medios de información que el hombre sufría de “problemas psicóticos”.

“Mohamed Lahouaiej sufría ya en 2004 una alteración de la realidad, de discernimiento y problemas de comportamiento. Un principio de psicosis, que sin tratamiento podría derivar en una esquizofrenia”, explicó el especialista.

Mohamed nació en Túnez, pero se trasladó a Francia hace años y vivía legalmente en el país, trabajando como repartidor. Con el tiempo se casó y se fue a vivir a un complejo de apartamentos en las afueras de Niza.

Los vecinos lo describieron como un hombre inestable, mujeriego y con tendencia a tomar bebidas alcohólicas. Dijeron que estaba en el proceso de divorciarse.

"Lo veía cuatro veces al día", dijo Jasmine Corman, que hace seis meses llegó a vivir al mismo edificio de apartamentos de color amarillo pálido. "Él no era muy agradable... Era guapo, pero su rostro era desdichado".

En Túnez, el padre declaró que su hijo era propenso a momentos violentos durante los cuales "rompía todo lo que encontraba a su alrededor".

"Cada vez que tenía una crisis, lo llevábamos al médico, quien le daba medicinas", precisó Mohamed Mondher Lahouaiej Bouhlel en una entrevista a la televisora BFM. Mostró a los periodistas lo que dijo era un documento sobre el tratamiento psiquiátrico de su hijo.

Agregó que su hijo no había visitado Túnez en cuatro años y que no había tenido contacto con su familia.

"Lo que sé es que él no oraba ni visitaba la mezquita. No tenía vínculos con la religión", agregó el padre, recalcando que Mohamed  ni siquiera respetaba los rituales de ayuno islámico del mes sagrado del Ramadán. Sus vecinos en Niza secundaron esa versión.

Mohamed Lahouaiej había tenido una serie de encontronazos con la ley en Francia por comportamiento amenazante, violencia y robo en los últimos seis años. En marzo, un tribunal de Niza le dio una sentencia suspendida de seis meses de cárcel por un incidente de furia al volante en el que atacó a otro conductor con una pieza de madera.

Expertos franceses en terrorismo afirmaron que el hombre, que el jueves embistió con un camión frigorífico de gran tonelaje a centenares de personas en el paseo marítimo de Niza durante la fiesta nacional, no responde al perfil de terrorista clásico.