Reuters
6 de mayo de 2014 / 12:01 p.m.

China.- Entre dos y cuatro agresores con cuchillos largos hirieron el martes a seis personas en una estación de trenes de la ciudad de Guangzhou, en el sur de China, informó la policía y medios estatales, en la última de una serie de agresiones parecidas que han aumentado la preocupación en el país.

La policía no dio una razón para el ataque, pero la inquietud respecto a los milicianos islamistas ha aumentado en China desde un ataque con un coche que estalló en llamas en la entrada de la Plaza Tiananmen, en Pekín, en octubre, y tras el ataque de marzo en la ciudad de Kunming, en el oeste del país, en el que 29 personas fueron acuchilladas.

El Gobierno culpó de esos ataques a milicianos de la región de Xinjiang, en el extremo oeste del país. Xinjiang, una región rica en recursos y que tiene una localización estratégica, fronteriza con Asia central, lleva años sacudida por la violencia, de la que Pekín culpa a los milicianos islamistas.

El martes, la policía de Guangzhou "llegó rápidamente al lugar de los hechos" y disparó a uno de los atacantes. El diario oficial Nanfang Daily dijo que otro sospechoso fue capturado por la policía tras fugarse.

"Después de que las advertencias verbales no dieran resultado, la policía disparó, alcanzando a un sospechoso varón que empuñaba un cuchillo, y lo redujo", dijo la policía de Guangzhou en un microblog oficial.

Las fuerzas de seguridad no identificaron a los agresores.

Exiliados y muchos grupos de defensa de los derechos humanos dicen que la verdadera causa de la inestabilidad en Xinjiang es la política de mano dura del Gobierno chino, con restricciones al Islam y a la cultura e idioma del pueblo musulmán uigur.

Pekín está descontenta con el reporte del 2013 sobre terrorismo del Departamento de Estado de Estados Unidos, publicado el mes pasado, que dijo que la cooperación de China en la lucha antiterrorista "sigue siendo marginal" y que los chinos no han dado muchas pruebas para apoyar la implicación terrorista en los incidentes en Xinjiang.