REUTERS
20 de diciembre de 2016 / 08:03 a.m.

BERLÍN.  - Investigadores alemanes calificaron el martes como un acto terrorista el ataque de la víspera en la que un camión arremetió contra una multitud en una feria navideña en Berlín, dejando 12 muertos y 48 heridos, mientras que la canciller Angela Merkel afirmó que el atacante podía ser una persona que estaba buscando asilo.

El camión arrolló el lunes por la tarde a personas reunidas alrededor de los puestos que vendían vino caliente y salchichas a los pies de la iglesia Káiser Wilhelm, en ruinas tras la Segunda Guerra Mundial, en el corazón del antiguo Berlín occidental.

Una fuente de seguridad dijo que el sospechoso era un joven paquistaní de 23 años con antecedentes por ofensas menores. La fuente dijo que el hombre se alojaba en un centro de refugiados en el ex aeropuerto Tempelhof de Berlín.

"Hay mucho que aún no sabemos (...), pero tal como están las cosas debemos asumir que fue un ataque terrorista", dijo Merkel a medios.

"Sé que sería especialmente duro para todos nosotros si se confirma que la persona que cometió este acto fue alguien que buscó protección y asilo".

El incidente evocó el ataque en la ciudad francesa de Niza en julio, cuando un hombre de origen tunecino arrolló a la gente que estaba reunida para ver los fuegos artificiales del Día de la Bastilla, matando a 86 personas. El ataque fue reivindicado por el Estado Islámico.

Si se confirman los lazos migratorios, esto podría provocar un mayor sentimiento de rechazo a los asilados en Alemania, donde más de un millón de personas han llegado huyendo de la guerra y la pobreza en Oriente Medio, África y otros lugares.

El elevado flujo de inmigrantes ha dañado a popularidad de Merkel e impulsado al partido antiinmigración Alternativa por Alemania (AfD por sus siglas en alemán).