AP
27 de enero de 2016 / 02:13 p.m.

LAGOS, Nigeria.- Cinco mujeres suicidas detonaron el miércoles sus explosivos en un mercado en el poblado de origen de las niñas secuestradas en Nigeria hace dos años, matando a por lo menos nueve civiles e hiriendo a 32, informaron testigos.

Soldados buscaban el miércoles en la población del noreste del país a otras dos mujeres que fueron vistas con las atacantes y de las que se sospecha también llevan explosivos, de acuerdo al profesor Emmanuel Cosmos.

Uno de tres soldados heridos falleció posteriormente en un hospital, según una enfermera que habló bajo condición de anonimato debido a que no estaba autorizada a hablar con la prensa.

Un testigo en el lugar de los hechos dijo que los estallidos con metralla comenzaron cuando los soldados detuvieron a una joven mujer cubierta en un hijab (vestimenta típica islámica) para una inspección de rutina en un mercado al aire libre al lado de la carretera en Chibok. Se inmoló y posteriormente otras tres mujeres dentro del mercado detonaron sus explosivos en sucesión. El testigo insistió en mantener el anonimato por temor a represalias.

Otro estallido se presentó en un punto de revisión militar a la entrada de Chibok, según el testigo y líder comunitario Tsambo Hosea Abana. Señaló que recibió una llamada de sus familiares en Abuja, la capital de Nigeria, para informarle que su sobrina y un tío se encontraban entre los heridos.

Testigos responsabilizaron a Boko Haram, el grupo extremista islámico que secuestró a casi 300 niñas de una escuela en Chibok en abril de 2014. Decenas de ellas escaparon, pero 219 siguen desaparecidas. Chibok es una población cristiana en el norte del país, de mayoría musulmana.

El secuestro de las niñas colocó a Boko Haram bajo los reflectores internacionales. La incapacidad para rescatar a las jóvenes contribuyó a la derrota del ex presidente Goodluck Jonathan en las elecciones del año pasado. Los extremistas han informado que algunas de las niñas se convirtieron al Islam y amenazaron con venderlas como esclavas. También dijeron que algunas se casaron con los combatientes.