NOTIMEX
21 de mayo de 2017 / 07:32 a.m.

KABUL.- Al menos 20 policías afganos perdieron la vida y otros 15 resultaron heridos en un ataque del grupo Talibán contra puestos militares en el sur de Afganistán, reportó este domingo el gobernador provincial, Bismullah Afganmal.

Por otra parte, un grupo de hombres armados asesinó a una cooperante alemana y secuestró a su compañera finlandesa durante el asalto a una casa de invitados en el sur de la capital de Afganistán, Kabul, según han confirmado fuentes de seguridad a Tolo News.
Ambas trabajaban para la ONG sueca Operation Mercy, encargada de tareas de ayuda y desarrollo para los necesitados.

El ataque tuvo lugar en el barrio de Ayub Khan Mena, en el distrito 7, según fuentes del Directorio General de Seguridad, que están registrando el domicilio en busca de pistas.

El Ministerio de Exteriores finlandés ha confirmado el secuestro de su ciudadana, sin dar más detalles. La Cancillería alemana todavía no se ha pronunciado.

Respecto a los ataques, el gobernador Afganmal detalló que “hacia la 01:00 horas locales, un grupo de talibanes armados lanzó un ataque coordinado contra los puestos de control de la Policía del distrito de Shah Joy, en la provincia de Zabul (sur)”.

"Los talibanes lanzaron ataques simultáneos y coordinados contra seis puestos de control de la policía, enviamos refuerzos de inmediato. Veinte policías murieron en los combates y hubo quince heridos", explicó una fuente oficial.

Los enfrentamientos se han concentrado en la provincia de Zabul, comenzando por la localidad de Shajoy, donde un grupo de insurgentes lanzaron un ataque sorpresa sobre el lugar.

"Se han hecho con el control de la zona de Bolan Robab, donde hay unos dos mil hogares", confirmó un oficial afgano.

Los Talibán han plantado su bandera en el barrio, anexo al complejo del gobernador del distrito, según informaron estas fuentes al medio afgano Tolo News.

También han ocurrido asaltos similares en las localidades de Chino, Dai Chopan y Ghulam Rabat. De momento no se tiene constancia de bajas civiles.

Según la prensa local, los policías no pudieron contactar con sus responsables y llamaron a la prensa para avisarles del ataque.
Estos ataques se enmarcan dentro de la llamada ofensiva de primavera lanzada por los talibanes a finales de abril, coincidiendo con la llegada del buen tiempo.

Zabul, fronteriza con Pakistán y las también inseguras provincias de Uruzgan y Ghazni, cuenta con una fuerte presencia de los talibanes, los cuales controlan amplias partes de su territorio.

Según datos de Washington, desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, los insurgentes han ido ganando terreno en diversas partes de Afganistán y en la actualidad se disputan el 43 por ciento del territorio con el gobierno.