NOTIMEX
15 de febrero de 2016 / 12:57 p.m.

Naciones Unidas.- Cerca de 50 civiles, incluyendo varios menores de edad, murieron hoy en los ataques contra cinco hospitales y dos escuelas en las provincias de Aleppo e Idlib, en Siria, informó la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En su conferencia de prensa diaria, el vocero de la ONU, Farhan Haq, expresó que el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, estaba “profundamente preocupado” por los informes sobre los ataques que “mataron cerca de 50 civiles, incluyendo niños, y que causaron heridas a muchos”.

Haq explicó que la ONU basaba su cálculo de bajas en “varias fuentes en el terreno”, incluido el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) y el grupo civil Médicos Sin Fronteras (MSF), ambas con personal desplegado en los hospitales agredidos.

“Estos ataques son una descarada violación del derecho internacional, y entre otras consecuencias están degradando aún más el devastado sistema de salud y evitando el acceso a la educación en Siria”, resaltó Haq.

El portavoz advirtió además que estos ataques “arrojan una sombra” a los acuerdos sobre el cese de hostilidades en Siria logrados la semana pasada en Munich por las potencias mundiales.

Los ataques de este lunes sucedieron en el marco de la ofensiva conducida por Rusia en contra de supuestos terroristas alrededor de la ciudad de Aleppo, y que gobiernos de Occidente han señalado como dirigida contra grupos opositores al gobierno sirio.

Anthony Lake, director de Unicef, señaló en un comunicado su consternación ante los ataques, y precisó que al menos seis menores de edad murieron en la ofensiva contra hospitales en la comunidad de Azaz, en Aleppo.

Por su parte, MSF había reportado antes que la ONU que al menos siete personas habían muerto en los ataques y que ocho estaban desaparecidas. Puntualizó que otros pacientes estaban desaparecidos pero que la cifra era aún desconocida.

Resaltó que un hospital de la comunidad de Maarat Al Numanm, en Idlib, fue objeto de dos ataques con misiles apenas a unos minutos uno del otro, y que alrededor de 15 viviendas y otras estructuras de zonas pobladas fueron alcanzada por la agresión.

Rebaudengo declaró que los ataques en Azaz dejan a la población local de 40 mil personas sin acceso a servicios médicos en una zona de conflicto activa.

Por su parte, Unicef calcula que un tercio de los hospitales y una cuarta parte de las escuelas en Siria, unas cinco mil, ya no están en operaciones.

Desde que comenzó en marzo de 2011 el conflicto en Siria ha causado la muerte de 470 mil personas, de acuerdo con un informe difundido la semana pasado por el grupo civil Centro Sirio de Investigaciones sobre Políticas (SCPR).