notimex
17 de julio de 2016 / 04:58 p.m.

ESTADOS UNIDOS.- Los ataques contra policías en Estados Unidos son obra de cobardes y no ayudan al avance de ninguna causa social, expresó hoy el presidente Barack Obama en reacción a la muerte de tres policías en la ciudad de Baton Rouge, en el estado de Louisiana.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, Obama condenó en los “términos más enérgicos” los ataques y precisó que aunque aún se desconocen los motivos, nada justifica el asesinato de agentes de seguridad en el país.

“Estos ataques son la obra de cobardes que no representan a nadie. No corrigen ningún mal, y no avanzan ninguna causa”, afirmó el presidente.

Lamentó que las agresiones fueran el segundo incidente ocurrido en los últimos 15 días en que oficiales de la policía eran muertos en “un asalto cobarde y reprensible”.

“Estos ataques contra los servidores públicos, contra el Estado de derecho y contra la sociedad civilizada, deben de detenerse”, urgió el presidente.

Añadió que ya ofreció el respaldo del gobierno federal al gobernador de Louisiana, a la oficina del alguacil y al Departamento de policía de Baton Rouge. Afirmó: “no tengan duda, se hará justicia”.

El presidente explicó que los cinco policías muertos en Dallas a principios de mes, así como los uniformados asesinados y heridos en Baton Rouge son parte de la comunidad, con familiares y amigos que los quieren y necesitan.

En ese sentido, el mandatario pidió a los estadunidenses orar con la población de Baton Rouge, así como con los deudos de los policías caídos y de los uniformados heridos.

De acuerdo con la policía local, tres individuos llevaron a cabo esta mañana el ataque contra los uniformados de Baton Rouge, matando a tres y causando heridas al menos a cuatro uniformados más.

Un sospechoso murió en el enfrentamiento con la policía, en tanto que otros dos presuntos responsables se dieron a la fuga. El gobierno local pidió ayuda a la población para que ofrezca información que conduzca a su captura.

Los ataques sucedieron durante unas semanas en que las tensiones raciales en Estados Unidos se elevaron a su punto más alto en los años recientes, luego de que videos captaran la muerte de dos afroamericanos a manos de policías blancos, aparentemente sin justificación.

A tales incidentes, siguió el ataque contra policías de Dallas durante una manifestación en contra de la brutalidad policial en Estados Unidos.

Por su parte, el virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, culpó en un mensaje en su cuenta de Twitter a la “falta de liderazgo” por los ataques contra uniformados.

“¿Cuántos agentes de la ley y personas deben morir por la falta de liderazgo en nuestro país? Exigimos ley y orden”, escribió Trump.