AP
2 de octubre de 2015 / 03:17 p.m.

Nigeria.- Cuatro atacantes suicidas mataron al menos a 10 personas en Maiduguri, en el estado de Borno, informó el viernes el ejército de Nigeria, que además acusó a extremistas islámicos de tratar de envenenar fuentes de agua en el nordeste del país.

Ningún grupo se ha atribuido responsabilidad por el ataque del jueves por la noche, pero fuerzas nigerianas de seguridad responsabilizaron al grupo islamista Boko Haram, que está basado en el área.

Al menos otras 39 personas fueron heridas en el ataque en el barrio de Sareji, en Maiduguri, dijo el portavoz militar coronel Sani Kukasheka Usman.

Mientras tanto, las fuerzas armadas de Nigeria acusaron el jueves a Boko Haram de envenenar fuentes de agua en el nordeste nigeriano.

"Información creíble... indica que aunque no se perdió ninguna vida humana como consecuencia de la acción bárbara de los terroristas, algunas reses murieron tras beber agua de fuentes envenenadas", dijo Usman.

En un incidente separado, residentes dijeron que cinco personas fueron asesinadas el jueves por presuntos miembros de Boko Haram en Kirchinga, a aldea en el estado de Adamawa, aledaño al bosque Sambisa, que es un escondite del grupo extremista.

Ahmad Musa, que escapó del ataque en la aldea, dijo que los extremistas dispararon indiscriminadamente contra residentes, forzando a muchos a correr hacia la maleza para salvarse.

La violencia desatada por la rebelión de seis años de Boko Haram ha dejado casi 20 mil muertos y 1,4 millones de desplazados. Al menos mil personas han muerto desde que el presidente Muhammadu Buhari asumió el cargo este año con promesas de acabar con los extremistas.

Buhari dijo el jueves que su gobierno ha tomado la ofensiva contra Boko Haram y dañado severamente sus capacidades logísticas y de infraestructura. Boko Haram está siendo dispersado y está a la fuga.

"Ellos están optando por ataques contra blancos fáciles... un indicio de su cobardía y desesperación", dijo.