17 de septiembre de 2013 / 10:02 p.m.

Ciudad de México • La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, indicó que lo primordial para el gobierno federal es garantizar alimento y agua a las personas que se encuentran atrapadas en sus casas por las inundaciones en el estado de Guerrero.

Al ofrecer una conferencia de prensa sobre los trabajos de apoyo a damnificados tras el paso de los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel”, la funcionaria federal enfatizó que "nuestra prioridad tiene que ser quienes no pueden moverse de sus casas y que necesitamos que tengan alimentos".

"Vivimos una situación climática extraordinaria y ante esta contingencia estamos actuando los tres niveles de gobierno para llegar a la gente que lo necesita", declaró en Acapulco, al referir que se espera que las lluvias continúen, aunque en menor intensidad.

Asimismo informó que hoy se instalarán en los albergues módulos para levantar un padrón con el que, una vez que bajen los niveles de agua, se acudirá casa por casa para hacer un censo de daños y damnificados, tal como lo instruyó el presidente Enrique Peña Nieto.

Reportó que en los albergues establecidos en Guerrero hay aproximadamente 12 mil personas a quienes se les debe garantizar alimento y techo; "ya vendrá el momento del censo, pero ahorita ésta es la prioridad y ésta es la concentración en lo que hemos estado".

"Debemos darle tranquilidad a la gente de que estamos actuando", dijo para luego señalar que además de Acapulco, personal del Ejército y Marina trabajan en diversas zonas de Guerrero. "Tenemos que desplegar toda nuestra capacidad".

NOTIMEX