REUTERS y AP
22 de marzo de 2016 / 06:33 a.m.

Bruselas.- Al menos 31 personas murieron el martes en la mañana por explosiones en el aeropuerto y en una estación del metro de Bruselas, en hechos que fueron descritos como atentados suicidas según declaró un fiscal federal y que mantienen a Bélgica en un nivel de alerta máxima de seguridad.

La Agencia Belga dijo que hubo disparos y gritos en árabe poco antes de las explosiones en el aeropuerto. Fotos en las redes sociales mostraron humo que salía de la terminal aérea a través de las ventanas rotas y pasajeros que corrían, algunos todavía con su equipaje.

Atentados Belgica
Todo el transporte público en Bruselas estaba detenido y las autoridades llamaron a los ciudadanos a no sobrecargar las redes telefónicas. | REUTERS
Atentados Belgica
En la terminal aérea se observaban los vidrios rotos. REUTERS
Atentados Belgica
La estación de metro afectada por la explosión fue Maelbeek, cerca de las instituciones de la Unión Europea | REUTERS
Atentados Belgica
Varios de los muertos y heridos tenían lesiones graves en las piernas.|  REUTERS
Atentados Belgica
Los ataques del martes tuvieron lugar en áreas públicas repletas de gente. | REUTERS
Atentados Belgica
Gran Bretaña, Alemania, Francia y Holanda fueron algunos de los países que anunciaron la aplicación de medidas de seguridad adicionales. | REUTERS

El alcalde de Bruselas Yvan Majeur dijo que son 20 los muertos y 106 los heridos en el ataque contra la estación de trenes Maelbeek, cercana a la sede de la Unión Europea.

Anteriormente, otro funcionario belga había dicho que 11 personas murieron y 81 resultaron heridas en dos explosiones simultáneas en el aeropuerto de Bruselas. Una tercera bomba fue hallada pero fue desactivada.

En total son 31 los muertos, 187 los heridos, por las tres explosiones. 

Los atentados tuvieron lugar cuatro días después de la detención en Bruselas de un supuesto participante de los ataques de noviembre en París en los que murieron 130 personas.

La policía belga y tropas de combate en las calles estuvieron en alerta en las jornadas previas ante posibles acciones de represalia. Los ataques del martes tuvieron lugar en áreas públicas repletas de gente, donde no se registra a todas las personas o sus pertenencias.

Imágenes de video mostraron la devastación en la zona de embarque del aeropuerto de Bruselas con planchas del techo y cristales esparcidos por el suelo. Algunos pasajeros salían de la terminal con sangre en la ropa o aún cargando su equipaje y se veía humo desde las ventanas del edificio.

Varios de los muertos y heridos tenían lesiones graves en las piernas, dijo a Reuters un operario del aeropuerto, lo que sugiere que al menos una bomba se encontraba dentro de una maleta.

Gran Bretaña, Alemania, Francia y Holanda fueron algunos de los países que anunciaron la aplicación de medidas de seguridad adicionales.

Todo el transporte público en Bruselas estaba detenido y las autoridades llamaron a los ciudadanos a no sobrecargar las redes telefónicas.

Un periodista local tuiteó una fotografía de una persona en el suelo cubierta de sangre entre humo frente a la estación de Maelbeek, en la principal avenida Rue de la Loi que conecta el centro de Bruselas con las instituciones de la Unión Europea.

El fiscal federal dijo en una conferencia de prensa que una de las dos explosiones en el aeropuerto probablemente fue provocada por un atacante suicida.