reuters
11 de mayo de 2016 / 08:17 a.m.

Irak.- Tres ataques suicidas con bombas reivindicados por Estado Islámico en Bagdad causaron la muerte de al menos 80 personas el miércoles, dijeron la policía iraquí y fuentes hospitalarias, en los atentados más mortales del año en la capital.

El primer ataque, un coche bomba que estalló en un concurrido mercado en el área chií musulmán de Ciudad Sadr, mató a 55 personas durante la hora punta e hirió a 68.

El vehículo todoterreno explotó cerca de un salón de belleza. La mayoría de las víctimas fueron mujeres incluyendo varias novias que se preparaban para su boda, dijeron las fuentes.

Los cuerpos de dos hombres que se dijo eran los futuros esposos fueron hallados en una barbería adyacente. Pelucas, zapatos y juguetes de niños estaban esparcidos en el suelo afuera de las tiendas. Al menos dos automóviles resultaron destruidos por la explosión.

Trabajadores de rescate intentaban apagar incendios y trasladar víctimas en medio de charcos de sangre. Horas después, aún se veía humo de varias tiendas mientras una topadora quitaba los restos quemados del vehículo usado como coche bomba.

Otras dos explosiones ocurrieron al final del día laboral. Un atacante suicida ingresó a un puesto de control en Kadhimiya, un área en el noroeste donde se encuentra uno de los sitios más venerados del Islam chií, dejando 17 muertos y más de 30 heridos.

Otra bomba estalló en un puesto de control de una calle comercial en un distrito predominantemente suní del oeste de Bagdad, causando ocho muertos y 20 heridos.

Estado Islámico dijo en comunicados divulgados en Internet que un coche bomba tenía por objetivo a combatientes de milicias chiíes en el área y que en los otros ataques dos milicianos con chalecos explosivos apuntaban a las fuerzas de seguridad. La lucha contra Estado Islámico ha exacerbado el conflicto sectario en Irak, principalmente entre la mayoría chií y la minoría suní.