AP
23 de julio de 2015 / 10:19 a.m.

Nigeria.- Explosiones atribuidas a Boko Haram mataron a 29 personas en Nigeria y 24 en Camerún, dijeron las autoridades el jueves, después que el presidente nigeriano advirtió que la negativa de Estados Unidos de vender armas estratégicas a su país equivale a "ser cómplice" del grupo extremista islámico.

La Agencia Nacional de Manejo de Emergencias nigeriana pidió donaciones de sangre para tratar a 105 heridos, dijo el vocero Sani Datti.

Al menos 29 cadáveres fueron recuperados en dos estaciones de autobús atestadas en Gombe, en el noreste del país, los blancos más recientes de una campaña que ha cruzado las fronteras.

En el vecino Camerún, dos suicidas con bombas mataron al menos a 22 personas en un mercado cerca de la frontera, dijeron las autoridades. Añadieron que la cifra puede aumentar ya que hay 50 heridos.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, regresó el jueves a Abuja, la capital, de una visita de cuatro días a Estados Unidos en la que tuvo una cordial recepción del presidente Barack Obama pero no obtuvo todo lo que pretendía.

Buhari
dijo en el Instituto por la Paz el miércoles que las fuerzas armadas nigerianas son "en gran medida impotentes" porque no tienen el armamento adecuado para combatir a Boko Haram.