REUTERS
23 de mayo de 2017 / 08:22 a.m.

MANCHESTER.- Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por el letal atentado del lunes durante un concierto en la ciudad británica de Manchester, donde dijo haber colocado explosivos, de acuerdo a un comunicado publicado por la aplicación de mensajería Telegram.

"Uno de los soldados del califato pudo colocar un artefacto explosivo dentro del encuentro de los cruzados en la ciudad de Manchester", indicó el grupo.

Al menos 22 personas murieron, entre ellas algunos niños, y 59 resultaron heridas el lunes cuando un atacante suicida detonó un artefacto explosivo al final de un recital de la cantante estadounidense Ariana Grande en la ciudad británica de Manchester.