ap
15 de enero de 2016 / 04:40 p.m.

YAKARTA.- El osado ataque en el corazón de la capital indonesia fue financiado por el grupo Estado Islámico, dijo la policía el viernes. Las autoridades detuvieron a tres hombres supuestamente relacionados con la ola de atentados y confiscaron una bandera del grupo extremista que llevaba uno de los agresores suicidas.

El jefe de la policía nacional, general Badrodin Haiti, dijo a la prensa que el ataque fue financiado por el grupo EI a través de Bahrun Naim, un indonesio que cumplió pena de un año de cárcel en 2011 por posesión ilegal de armas y ahora se encuentra en Siria combatiendo con el grupo extremista.

De demostrarse, el lazo con Estado Islámico plantea un gran desafío a las fuerzas de seguridad indonesias. Hasta ahora sólo se sabía que el grupo tenía simpatizantes, pero no células activas capaces de planificar y ejecutar un plan como el del jueves, en el que cinco hombres atacaron una cafetería Starbucks y un puesto de la policía de tráfico con bombas caseras, armas y cinturones bomba. Mataron a dos personas —un indonesio y un canadiense— e hirieron a 20. Los agresores murieron más tarde, unos con sus explosivos y otros abatidos por la policía.

El ataque "fue financiado por ISIS en Siria a través de Bahrun Naim", dijo Haiti a la prensa después de las oraciones del viernes. No entró en detalle. ISIS son las siglas en inglés del antiguo nombre del grupo Estado Islámico: Estado Islámico para Irak y el Levante.

Haiti identificó a uno de los cinco agresores como Sunakim, quien fue condenado a siete años de cárcel por su participación en entrenamientos militares terroristas en Ache, pero obtuvo su libertad anticipadamente.

Por otra parte, la policía arrestó el viernes por la madrugada a tres hombres en Depok, en las afueras de Yakarta y se realizaban allanamientos en las provincias de Java, Kalimantan and Sulawesi con base en las pruebas halladas en el lugar de los hechos, dijo el vocero policial Anton Charliyan.

"Podemos estar seguros de que fue una acción de ISIS porque se halló una bandera de ISIS en la casa de uno de los sospechosos", afirmó. "Esperamos capturar próximamente a (otros) miembros del grupo".

Los partidarios del grupo Estado Islámico también difundieron en Twitter una reclamación de autoría del ataque el jueves por la noche. El grupo extremista controla territorio en Siria e Irak y su aspiración de crear un califato islámico ha atraído a unos 30 mil combatientes extranjeros de todo el mundo, incluidos unos pocos indonesios y malasios.