Notimex
4 de mayo de 2014 / 03:26 p.m.

Tokio.- Los equipos de rescate recuperaron hoy una docena de cuerpos más del interior del ferry surcoreano que se hundió el pasado 16 de abril en el suroeste del país, con lo que se elevó a 248 el número de muertos, mientras 54 personas continúan desaparecidas.

Pese a las fuertes rachas de viento que han endurecido las corrientes y el oleaje, los buzos encontraron los cadáveres en la tercera y cuarta cubierta del transbordador "Sewol", informó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Hasta ahora se han recuperado 248 cuerpos: 207 fueron encontrados dentro del transbordador y 41 flotando en el mar, mientras 54 personas permanecen desaparecidas y 174 sobrevivieron.

Familiares de las víctimas temen sobre la posibilidad de que muchos cadáveres hayan sido arrastrados por la corriente y no puedan ser recuperados, ya que en días pasados distintos cuerpos han sido localizados a varios kilómetros de distancia del barco hundido.

El transbordador “Sewol”, de seis mil 825 toneladas, transportaba a unas 476 personas, incluidos 325 estudiantes que se encontraban en un viaje escolar, cuando emitió una señal de socorro a 20 kilómetros al norte de la isla de Byeongpoong, en la provincia de Jeolla del Sur.

El ferry cubría la ruta entre la ciudad de Incheon, al oeste de Seúl, y la isla meridional de Jeju.

La tragedia conmocionó al país y provocó severas críticas contra el gobierno y la presidenta, Park Geun-hye, por su gestión del desastre, lo que forzó al primer ministro, Chung Hong-won, a anunciar su dimisión la semana pasada.

Este domingo, la mandataria surcoreana visitó la isla de Jindo, donde se encuentran aún muchos familiares de los desaparecidos a la espera de que los buzos recuperen los cuerpos de sus seres queridos, según Yonhap.

Park se reunió con docenas de familiares de las víctimas en el muelle de Paengmok, el puerto más cercano al lugar en que el buque se hundió, en el segundo viaje que realiza a la isla de Jindo después del hecho el pasado 17 de abril, el día después del hundimiento.

Durante su encuentro con ellos, Park prometió a los familiares “realizar los máximos esfuerzos en las operaciones de rescate hasta el último momento” y castigar a los responsables directos del naufragio.

Varios tripulantes, incluido el capitán y representantes de las operadora de la nave, Chonghaejin Marine, han sido detenidos y acusados de no ayudar a los pasajeros a escapar del naufragio o de sobrecargar la nave.