1 de agosto de 2014 / 06:53 p.m.

India.- Las intensas lluvias obstruían el viernes las labores de centenares de socorristas que buscaban sobrevivientes entre los escombros y el fango denso al tiempo que se elevaba a 51 la cifra de muertos de un alud que arrasó toda una aldea en el oeste de India.

Los socorristas intentaban encontrar a unas 100 personas desaparecidas y posiblemente muertas, después que recuperaran durante la noche de 10 cadáveres más de entre los escombros.

"Hemos llegado a la principal zona habitada y continuamos las labores (de búsqueda y rescate)", dijo el viernes un funcionario de distrito, D.D. Kale.

Los aguaceros no han amainado esta semana, agregó.

Más de dos días después del alud ocurrido el miércoles en la mañana, las autoridades dijeron que eran remotas las probabilidades de encontrar a algún sobreviviente atrapado bajo el fango en Malin, aldea de unas 700 personas en el distrito de Pune, en el estado de Maharashtra.

Kale afirmó que a hasta el momento se han recuperado los cadáveres de 22 mujeres, 23 hombres y seis niños.

Suresh Jadhav, funcionario de distrito, dijo que unas 40 viviendas fueron arrasadas.

El alud se debió al reblandecimiento del terreno debido a dos días de torrenciales lluvias, que continuaban azotando la zona mientras socorristas trasladaban cadáveres envueltos en sábanas blancas mojadas a las ambulancias ante la vista y el llanto de los parientes de las víctimas.

Las labores iniciales de rescate se demoraron debido a las pésimas comunicaciones, los caminos peligrosos y los escombros en la zona remota. El desastre se conoció debido a que el conductor de un autobús que pasó por la aldea vio que ésta había desaparecido bajo una enorme masa de lodo y tierra.

Sólo fueron rescatadas ocho personas con vida, dijo Yadav, incluida una madre y su hijo de tres meses, cuyo llanto atrajo a los socorristas el miércoles.

Pramila Lende, la madre, dijo que alimentaba al bebé cuando escuchó el estruendo de la corriente de rocas y lodo que descendía por la cuesta.

"Comencé a correr con mi hijo pero el fango cubrió mi cuerpo", afirmó. Ella le hizo espacio al bebé para que pudiera respirar hasta que escucharon su llanto, afirmó.

Suresh Dhonde, que trabajaba en otra localidad cuando el alud destruyó su aldea, dijo que sólo dos personas salieron vivas de la casa que él tenía en el lugar donde ocurrió la tragedia.

"Las otras seis quedaron bajo el fango", afirmó.

Unos 250 trabajadores de emergencia y al menos 100 ambulancias participaban en las labores de rescate, dijeron las autoridades.

Los socorristas prevén un aumento de la cifra de muertos en la aldea, que se ubicaba al pie de las montañas Sahyadri. Sandeep Rai Rathore, funcionario de alto rango de la Fuerza Nacional Contra Desastres, calcula que unas 100 personas continúan desaparecidas en el lugar.

FOTO: EspecialAP