13 de enero de 2014 / 02:14 p.m.

Berlín.- El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy que en el 2013 aumentó el número de billetes falsos en los países de la divisa única, aunque en Alemania esa cifra bajó y dio a conocer además el nuevo billete de 10 euros con marcas especiales de seguridad.

El incremento de billetes falsos el año pasado fue de 26 por ciento y fueron sacados de circulación 670 mil billetes.

El BCE puntualizó que la probabilidad de que un consumidor llegue a recibir un billete falso de euros es mínima si se toma en cuenta que cada día se manejan una suma de alrededor de 15 mil millones de euros.

Los billetes que son falsificados con mayor frecuencia son los de veinte y los de cincuenta euros, que abarcaron el 78 por ciento de los billetes detectados y sacados de circulación.

En Alemania fueron recogidos durante el 2013 un total de 39 mil billetes falsos que se trató de negociar en bancos y comercios. La cifra fue 6.0 por ciento menos que en el 2012.

Los billetes falsos de euros que fueron sacados de circulación en Alemania fueron por un monto de 2.1 millones de euros, después de que en el 2012 éste fue de 2.2 millones de euros.

En Alemania se detectaron por primera vez falsificaciones del billete de cinco euros. La mayoría de los billetes falsos fueron de veinte y de cincuenta euros en el 77 por ciento de los casos.

Por otra parte, el BCE informó que el nuevo billete de 10 euros tiene las cinco siglas con que se abrevia el nombre del Banco Central Europeo en los 18 países de la Unión Monetaria en el margen izquierdo en lugar del derecho.

Además se agregaron las abreviaturas de la institución en maltés, polaco, húngaro así como en abecedario cirílico para Bulgaria.

Un total de 334 millones de personas llevan a cabo sus transacciones diarias en euros, desde Riga hasta Roma, hasta Bratislava y Barcelona. El euro entró en circulación hace 12 años.

El nuevo billete de 10 euros entrará en circulación el próximo 23 de septiembre.

Los motivos principales del billete seguirán siendo un edificio y un puente en el estilo arquitectónico del Romanticismo europeo, pero no corresponden a ninguna estructura arquitectónica real para evitar que los países se sientan en desventaja por el hecho de que los edificios de un determinado país fueron favorecidos para la impresión del billete.

El nuevo billete de 10 euros cuenta además con holograma y marca de agua, así como número esmeralda que cambia de color del verde al azul cuando la luz se refleja en su superficie.

En los 18 países del euro se sustituirá un total de dos billones de billetes de 10 que hay en circulación en el eurosistema.

La logística para poner en circulación el nuevo billete incluye cambios en los cajeros automáticos y en los parquímetros de los estacionamientos, entre otras máquinas electrónicas, para que puedan leer el nuevo billete.

NOTIMEX