AP
20 de enero de 2016 / 05:15 p.m.

RÍO DE JANEIRO.-  El número de casos en Brasil de microcefalia, un raro defecto cerebral que afecta a bebés, ha aumentado a 3 mil 893 desde que las autoridades comenzaron a investigar en octubre, se informó el miércoles.

Menos de 150 de esos casos fueron registrados en 2014.

El Ministerio de Salud dijo que el incremento está vinculado con el virus de zika, una enfermedad transmitida por mosquitos y similar al dengue aunque no se sabe exactamente cómo el virus afecta a los bebés.

El funcionario de emergencias del ministerio, Wanderson Oliveira, dijo en una conferencia de prensa el miércoles que la mayoría de los casos de microcefalia siguen concentrados en el empobrecido noreste del país. Sin embargo, el sureste, donde se ubican Río de Janeiro y Sao Paulo, es la segunda región más afectada.

Oliveira aseguró que los casos están siendo investigados para confirmar que realmente se trata de microcefalia.

Los bebés con microcefalia tienen cabezas más pequeñas que lo normal y tienden a tener un desarrollo atrofiado. Muchos mueren antes de nacer, durante el parto o poco después de nacer. Los que sobreviven suelen sufrir de problemas de desarrollo y de salud.

Otro funcionario, Claudio Maierovich, director del departamento de enfermedades contagiosas en el ministerio, enfatizó que Brasil está tratando de mejorar su sistema para aplicar pruebas que detecten el virus y también trata de desarrollar una vacuna contra la enfermedad. Vaticinó que tal vacuna tardará entre tres y cinco años en aparecer.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) emitieron un aviso de alerta que advierte a mujeres embarazadas que no viajen a países latinoamericanos con brotes de zika.