ap
7 de abril de 2016 / 04:45 p.m.

Nueva York.- La competencia por la nominación demócrata se intensificó el jueves, cuando los dos precandidatos principales pusieron en duda las calificaciones del otro para ser presidente, en ruedas de prensa casi simultáneas.

Bernie Sanders
dijo a periodistas en Filadelfia que decidió plantear dudas sobre si Hillary Clinton está calificada para ser presidenta porque "eso fue lo que fue lanzado en mi contra". "Si la (ex) secretaria Clinton cree... que no vamos a devolver los golpes... debe pensarlo de nuevo", dijo Sanders.

El senador por Vermont cuestionó el jueves si Clinton está "calificada" para ser presidenta después de que ella criticó los antecedentes de él y su preparación para el trabajo.

Clinton, en declaraciones a periodistas en la ciudad de Nueva York prácticamente al mismo tiempo, dijo: "Yo no sé por qué él está diciendo eso, pero yo preferiría a Bernie Sanders sobre Donald Trump o Ted Cruz en cualquier momento, por lo que mejor mantengámonos atentos en lo que está en juego en estas elecciones".

Los intercambios de críticas entre ambos precandidatos fueron un notable cambio en el tono para una contienda en elecciones primarias que hasta hace unos días se había mantenido civilizado en gran medida desde que el proceso comenzó en febrero.

En estos días, cuando que la competencia se acerca a las cruciales primarias de Nueva York, crecen las apuestas para ambos campos, sobre todo luego de que las recientes victorias de Sanders complican los intentos de Clinton para marchar hacia las elecciones generales.

Ante un público de más de 10.000 personas el miércoles, Sanders también hizo cuestionamientos sobre Clinton, después de que ella pasara buena parte del día criticando el historial de Sanders y sus aptitudes para el puesto.

"Últimamente ha ido diciendo que cree que no estoy cualificado para ser presidente", dijo Sanders en el Liacouras Center de la Universidad de Temple, en Filadelfia. "No creo que ella esté cualificada si está, a través de su super PAC, recibiendo decenas de millones de dólares en fondos de intereses especiales", dijo, en alusión a las plataformas independientes de apoyo a candidatos conocidas como Super PAC.

Sanders también dijo que Clinton no está cualificada porque votó a favor de la guerra en Irak y apoyó acuerdos comerciales que él considera perjudiciales para los trabajadores estadounidenses.

Es la última ofensiva en una guerra dialéctica que ha ido subiendo de tono ante las victorias de Sanders, que no era el favorito pero está recortando terreno a Clinton, por ejemplo al imponerse el martes en las primarias de Wisconsin.

El portavoz de Clinton Brian Fallon respondió rápidamente a las declaraciones de Sanders, indicando en Twitter: "Hillary Clinton no dijo que Bernie Sanders no estuviera 'cualificado', pero ahora, absurdamente, él ha dicho eso sobre ella. Es un nuevo fondo".

En efecto, Clinton no dijo expresamente que Sanders estuviera cualificado o no durante una entrevista muy citada que dio el miércoles por la mañana a "Morning Joe", de MSNBC.

Hablando sobre una entrevista a Sanders publicada en el New York Daily News, se preguntó a Clinton si "Bernie Sanders está cualificado y preparado para ser presidente de Estados Unidos".

Ella respondió el miércoles: "Bueno, creo que no ha hecho sus tareas y lleva más de un año hablando de hacer cosas que obviamente no ha estudiado o no comprende de verdad, y eso plantea muchos interrogantes".

El portavoz de Sanders, Michael Briggs, dijo el miércoles por la noche que Sanders respondía a reportes en los sitios web de CNN y el Washington Post. Un despacho en el Post estaba titulado "Clinton cuestiona si Sanders está cualificado para ser presidente".

Tanto si Clinton acusó a Sanders de no estar cualificado como si no, claramente subió el calibre de sus ataques el miércoles. En una entrevista con Politico, dijo que intenta explicar las cosas de una "forma más abierta y sincera que mi rival".

Más tarde, en un centro de formación profesional en Filadelfia, la aspirante demócrata dijo que la gente debe saber lo que haría si fuera elegida presidente, no "sólo un montón de retórica acalorada y gestos con los brazos".