28 de junio de 2014 / 03:19 a.m.

SAN DIEGO, California.- La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos sigue adelante con sus planes de trasladar vía aérea a inmigrantes centroamericanos en situación migratoria irregular desde el Valle de Río Grande al sur de California y dos ciudades fronterizas de Texas para ayudar a mitigar lo que el presidente Barack Obama ha llamado una crisis humanitaria, anunció la agencia el viernes.

En un comunicado, la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza informó que la Patrulla Fronteriza planea trasladar a adultos y niños inmigrantes desde el Valle de Río Grande a Laredo y El Paso, en Texas, y a San Diego y El Centro, en el sur de California.

El anuncio del viernes se da menos de una semana después de que la agencia cancelara los viajes a California. Los funcionarios no ofrecieron más detalles y se desconoce cuándo iniciarían los viajes y cuántos inmigrantes serían trasladados a California.

Paul Beeson, jefe del sector de la Patrulla Fronteriza en San Diego, dijo a The Associated Press hace una semana que el plan en ese entonces incluía realizar dos vuelos con 140 pasajeros cada uno. Se esperaba que se realizaran cada tres días, trasladando en su mayoría a familias con niños y pocos adultos.

Una vez que los inmigrantes son sometidos a trámites, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas decide quién puede ser liberado mientras espera procedimientos de deportación.

Miles de familias y niños que viajan solos procedentes de Centroamérica han llegado a Estados Unidos durante los últimos meses mientras huyen de la violencia, asesinatos y extorsiones de bandas delictivas en Guatemala, El Salvador y Honduras. Muchos de ellos viajan con la idea de que recibirán indulgencia de parte de las autoridades una vez que se encuentren en territorio estadounidense.

Más de 52.000 niños, mayormente de Centroamérica, han sido detenidos desde octubre, y casi todos ellos en el Valle de Río Grande, en Texas.

FOTO: Ap

AP