NOTIMEX
27 de abril de 2016 / 05:31 p.m.

Estados Unidos.- Los discursos antiinmigrantes en la campaña por la nominación presidencial republicana han motivado a miles de inmigrantes a tramitar su ciudadanía, y se espera que se incremente aún más, señalaron voceros de las oficinas correspondientes.

Hace unos días, más de tres mil inmigrantes rindieron la protesta de ley en una ceremonia en el Centro de Convenciones de Long Beach, unos 60 kilómetros al sur de Los Ángeles, quienes podrán votar en las elecciones primarias y en las presidenciales de noviembre.

Las autoridades federales estiman que más de ocho millones de residentes legales tienen derecho a obtener la ciudadanía, pero muchos no han hecho el trámite por desconocimiento o desidia.

En California se estima que más de dos millones 200 mil residentes legales tienen derecho al trámite, sin que lo hayan realizado.

Representantes de la organización United Here mantienen una intensa promoción para que se realice el trámite. “Los ayudamos a que hagan su solicitud porque necesitamos construir ese poder político latino”, indicó Ramiro Funes.

Expresiones como las del precandidato republicano Donald Trump, quien dijo que México solo envía a Estados Unidos criminales y violadores, fue clave para inspirar a Rosa Becerra obtener su ciudadanía.

“Todos en mi familia ya lo hicieron y yo solo faltaba, estaba indecisa porque sentía como que traicionaba a México, pero ahora al hacerlo sé que no lo traiciono; al contrario, le callaré la boca a Trump”, señaló.

Otros no realizan el trámite por sus costos, que ascienden a unos 700 dólares, lo que en estos tiempos no es tan fácil.

Ramón Sánchez, de Michoacán, quien rindió su protesta en Long Beach, comentó que “escuchar hablar a este señor (Trump) es como si hubiera revivido Hitler”.

Algunas organizaciones no lucrativas en California ofrecen talleres gratuitos y otros financian los costos para los solicitantes.

El grupo filantrópico Juntos Podemos ha invertido tres millones 200 mil dólares en asistir a gente a que tramite su ciudadanía.

“Necesitamos traer a más gente y lo vamos a lograr” advirtió Efraín Escobedo, director de la Fundación Comunitaria de California (CCF).
La oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) no ha difundido cifras oficiales pero reconoció que desde que Trump anunció en junio su deseo de ser nominado, la cifra aumentó.

En 1994, cuando los votantes de California aprobaron la propuesta 187 que negaba servicios y educación a indocumentados la cifra en tramites de ciudadanía se duplicó.

De alrededor de 500 mil que solicitaban la ciudadanía cada año, en 1994, la cifra se incremento a cerca de un millón, de acuerdo a cifras oficiales federales.

Arturo Vargas director de la Asociación Nacional de Latinos Electos y Funcionarios Designados (NALEO) señaló que por ese clima antiinmigrante los números han aumentado de forma notable.

Los latinos son el segmento de la población votante con el mayor índice de crecimiento en el registro de electores que cualquier otra minoría en Estados Unidos.

El alcalde de Los Ángeles Erick Garcetti lanzó a principios de este año una ambiciosa campaña de promoción para trámites de ciudadanía.
“El odio, la discriminación, el racismo y el ‘trumpismo’ no son mis valores ni los de mi país”, declaro en su momento el alcalde con raíces judías y de abuelos mexicanos.