21 de abril de 2014 / 04:08 p.m.

Bogotá.- La presencia de turistas en Aracataca, la cuna del escritor colombiano, Gabriel García Márquez, creció desde el jueves pasado, cuando se conoció la noticia de la muerte del Nobel de Literatura 1982 en México.

El mayor número de visitantes fue reportado entre sábado y domingo, muchos de ellos procedentes de los balnearios caribeños de Cartagena y Santa Marta, a donde llegaron con motivo del receso laboral de la Semana Santa.

Con filmadora en mano y cámaras de fotografías, seguidores del novelista recorrieron la Casa Museo, sitio emblemático del Nobel, para obtener de primera mano detalles sobre los lugares que albergaron sus primeros años de vida.

"Vinimos por el mar, el sol y la arena, pero nos llevamos un cargamento de cultura para nuestras casas", dijo uno de los turistas, tras visitar el museo y calles del pequeño pueblo en donde el escritor colombiano vivió su infancia.

Desde el jueves pasado, Aracataca está de luto. El silencio reina en cada uno de sus rincones, los mensajes escritos con frases para su hijo ilustre pululan frente a su casa y el pabellón nacional se iza a media asta.

Su alcalde, Tufith Hatum, declaró el viernes pasado cinco días de duelo para rendir homenaje al escritor en un pueblo que "tuvo la suerte de parir a este gran hombre, emblema de la historia de Colombia y el mundo", reza un decreto.

Las vigilias son permanentes frente al antiguo hogar de Gabo, uno de los más visitados en los días santos por los turistas, mientras flores amarillas adornan las paredes de algunas de las casas, en honor a su memoria.

Al igual que en otros lugares de Colombia, el pueblo ha querido recordar al máximo exponente del "realismo mágico" con imágenes y textos para exaltar su obra, su legado que será eterno e irrepetible para muchos.

NOTIMEX