REDACCIÓN
9 de marzo de 2015 / 05:07 a.m.

Alrededor de 25 jóvenes integrantes de la barra de Tigres, Libres y Lokos, recibieron permiso para pernoctar en las afueras del Palacio Municipal de Guadalajara, luego de que los autobuses que los transportarían de regreso a Monterrey se fueron antes del tiempo acordado.

Según el testimonio de los barristas, el camión partió de Avenida Normalistas sin haberlos esperado, llevándose además todas sus pertenencias.

Los jóvenes se vieron obligados a pasar la noche en la ciudad tapatía, esperando el apoyo de sus familiares y/o amigos para regresar a su punto de origen.