19 de junio de 2013 / 09:47 p.m.

Chetumal, Q. Roo • El Partido Nueva Alianza respalda la propuesta del Presidente Enrique Peña Nieto de apertura al sector privado en Petróleos Mexicanos que se propondrá en el marco de Pacto por México, y se muestra partidario de romper tabúes que niegan posibilidades de crecimiento y desarrollo al país.

El líder nacional del partido, Luis Castro Obregón, dijo que se deben replicar los esquemas exitosos de los países nórdicos y de Brasil sin que el Estado pierda la rectoría en materia de hidrocarburos.

El dirigente nacional del Partido Nueva Alianza, dijo a MILENIO que el Pacto por México es una herramienta en la que el 80 por ciento de sus propuestas han sido plataforma planteadas por este instituto político. Sin embargo, se quejó de que sea un instrumento excluyente, inestable y rehén de partidos políticos.

De gira en Quintana Roo para respaldar a los candidatos a presidentes municipales y Diputaciones locales, Castro Obregón dijo que no obstante que no forman parte de Pacto por México, respaldan el contenido aunque dudó que se logre el impacto que plantean sus firmantes porque el mismo se ha distanciado de la sociedad, “aunque hay que reconocer que esta parte la estan corrigiendo con diversos foros, pero no es suficiente”, indicó.

Dijo que Pacto por México ha sido utilizado por una parte de sus firmantes como rehén de la política en el que no gana la democracia y que tendrá vigencia el mismo tiempo que funciones los dirigentes de los partidos políticos acotados por sus mismas contradicciones.

Castro Obregón dijo que la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto tiene posibilidades de concretarse independientemente del Pacto por México, debido a que al país le urge una profunda transformación del principal generador de ingresos para la hacienda pública, y que también es detonante de desarrollo.

Se mostró a favor de romper tabúes que han rodeado al sector energético y sugirió tomar los esquemas de desarrollo de los países nórdicos y de Brasil con Petrobras, para propiciar que Pemex tenga un papel trascendental en la vida nacional siempre velando por que el Estado conserve el control sobre los hidrocarburos.

ALVARO ORTIZ SALAMANCA