OMAR BRITO E ISRAEL NAVARRO
18 de agosto de 2013 / 04:22 p.m.

México • El PRD en el Senado aseguró que el “no rotundo” a la propuesta de reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, expresado la víspera por Cuauhtémoc Cárdenas, es de todo el partido, mientras que el PRI adelantó que alentará el debate en la materia, pero al final lo que cuentan son las mayorías.

El coordinador de Asuntos Internacionales del Gobierno del DF dijo el viernes, en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, que la propuesta federal termina con la exclusividad que tiene el Estado mexicano sobre diversas áreas de la industria petrolera, lo que implica la participación del capital privado.

""La propuesta del PRD empieza justamente por decir que era indispensable reformar 12 leyes secundarias, no modificar la Constitución", señaló Cárdenas.

En tanto, el senador perredista Alejandro Encinas reiteró que el rechazo total a la iniciativa del Ejecutivo federal fue un acuerdo consensuado entre perredistas y el propio Cuauhtémoc Cárdenas, quien lo ratificará en el acto de este lunes, al presentar la propuesta de reforma energética perredista.

"En esto tenemos una absoluta coincidencia: la iniciativa de Peña Nieto no solo busca privatizar lo que es el dominio de la nación sobre el petróleo, sino aniquilar a Pemex dentro del manejo de hidrocarburos y petrolíferos en el país.

"Nos hemos reunido con el ingeniero Cárdenas en varias ocasiones y el acuerdo que tenemos consensado es un no rotundo y no entrar en una negociación que lleva a que el PRD avale la privatización, independientemente de los cambios que quisieran matizarse a la reforma", dijo.

Encinas comentó que con la iniciativa del gobierno federal se dejará morir a Pemex para permitir la participación de empresas trasnacionales e inversionistas nacionales, no solo en exploración y explotación, sino en petroquímica básica y secundaria.

Con esta propuesta "va a darse al traste con lo que fue la gallina de los huevos de oro del país".

Detalló que la iniciativa perredista prevé reformas a 12 leyes secundarias, entre la que destaca la creación de un fondo conformado con excedentes petroleros.

Por separado, el vicecoordinador del PRI en el Senado, Miguel Romo, señaló que su partido impulsará un debate "de ideas", tanto en comisiones como en el pleno, donde se escucharán todas las posiciones, sobre todo las de especialistas.

Sin embargo, refirió que "quien se aferre de manera contundente a una idea está en su derecho de hacerlo, porque seguramente cree en ella y la defenderá, pero en la democracia finalmente lo que cuenta es la opinión de las mayorías".

Insistió en que los participantes en el debate deberán exponer en comisiones sus argumentos y escuchar a los involucrados, y una vez que se voten los dictámenes, estos irán al pleno, donde habrá "necesaria e irremediablemente una votación, como sucede en cualquier parlamento".

Aseveró que la iniciativa del Ejecutivo federal y del PAN también son propuestas nacionalistas, no solo la que presentará el PRD. Sostuvo que de aprobarse la propuesta de Peña Nieto se crearán al menos 500 mil empleos en un año y medio.

Complementarias

El presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Bernal, aseguró que la reforma del Ejecutivo federal da sustento legal y certeza jurídica a la que el PRD presentará el lunes.

El también vicecoordinador del PRI en San Lázaro aseveró que los cambios constitucionales a los artículos 27 y 28 de la propuesta federal “refuerzan y mejoran” la postura de la izquierda.

""La virtud de modificar la Carta Magna es dar pie a la posibilidad de que las leyes reglamentarias que ellos plantean tengan un mayor sustento legal y jurídico"", dijo el legislador priista.

ClavesPlanteamiento

La propuesta presentada por el presidente Enrique Peña Nieto está incompleta, porque no se presentaron las reformas a las leyes secundarias, aseguró el viernes Cuauhtémoc Cárdenas.

El planteamiento que presentará el ex candidato presidencial este lunes en el Monumento a la Revolución plantea reforma a 12 leyes secundarias, pero ningún cambio a la Constitución.

También consideró falaz y ofensivo que el gobierno federal haya enarbolado la figura de su padre, Lázaro Cárdenas del Río, para presentar y promover su reforma energética.