AP
5 de octubre de 2015 / 02:55 p.m.

EU.- Un capitán de American Airlines enfermó de gravedad, quedó incapacitado durante un vuelo de Phoenix a Boston y falleció posteriormente, pero su primer oficial desvió el avión con 152 ocupantes y lo aterrizó a salvo, dijo una portavoz de la aerolínea.

Los pasajeros fueron informados de que el piloto había tenido un quebranto de salud y que se efectuaría un aterrizaje de emergencia en Syracuse. Después se enteraron de que había fallecido, en una situación que, aunque rara, no ha sido la única: siete pilotos de aerolíneas estadounidenses y un piloto de un avión fletado han fallecido durante vuelos desde 1994, dijo la Administración Federal de Aviación.

El vuelo 550 de American despegó el domingo de Phoenix a las 11:55 de la noche hora local, fue desviado a medio trayecto y aterrizó después de las 7 de la mañana hora del este, dijo la portavoz de la aerolínea Andrea Huguely.

Después que el capitán del vuelo sufrió su problema de salud, el primer oficial asumió sin inconvenientes el mando de la aeronave, en la que viajaban 147 pasajeros y cinco tripulantes.

"American 550. Emergencia médica. Capitán incapacitado", dijo el primer oficial con calma a la torre de control del aeropuerto de Syracuse, a la que solicitó una pista para aterrizar.

En su diálogo con la torre de control, el primer oficial expresó preocupación sobre la rapidez con la que los médicos de la ambulancia pudieran subir al avión. Le garantizaron que tienen la capacidad para hacerlo y le indican que se dirija a una puerta donde los médicos esperarán el aparato.

No se difundieron de inmediato detalles de la emergencia médica ni la identidad del piloto fallecido, en tanto que la aerolínea se abstuvo de precisar el momento en que ocurrió la muerte.

"Estamos increíblemente entristecidos por este acontecimiento, estamos concentrados en la atención de la familia y colegas de nuestro piloto", dijo la aerolínea, con sede en Fort Worth, Texas.

Una tripulación de reemplazo fue enviada a Syracuse y el avión, un Airbus A320, descendió en Boston a las 12:30.

Expertos en aeronáutica dijeron que los pasajeros jamás estuvieron en peligro porque pilotos y copilotos tienen la misma competencia de vuelo.